La pandemia de Covid-19 ha modificado la manera y las estrategias en las que los inversionistas invierten sus recursos, dijo Mark Mccombe, director ejecutivo senior en BlackRock, el mayor administrador de fondos a escala mundial.

Durante su participación en el Encuentro Digital 2021, organizado por la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), el directivo explicó que derivado de la pandemia, los inversionistas institucionales en el mundo se han enfocado en colocar sus activos en negocios resilientes.

Comentó que los inversionistas, al menos en el corto plazo, han tenido que buscar alternativas en sus inversiones, con el fin de poder hacer crecer sus portafolios en medio de la crisis sanitaria.

La evolución en la sociedad ha contribuido a cambios por parte de los clientes, llevándolos a optar por inversiones alternativas.

El especialista explicó que “existe un miedo a quedarse fuera por parte de los individuos y las empresas, es por eso que buscan diversificar sus inversiones. La razón por las que estas se llaman alternativas es porque no son tan líquidas como activos clásicos que se pueden retirar rápidamente. Son a más largo plazo”.

Mark Mccombe dijo que dentro de los principales temas a discutir en el mundo de las inversiones a partir de ahora están el cómo se encuentra el mercado postcovid, qué es lo que cambiará permanentemente y qué permanecerá, además de la inflación y lo que ello representará en términos de crear portafolios de inversión resilientes y sustentables para el futuro.

El directivo de BlackRock mencionó que las personas alrededor del mundo no están ahorrando lo suficiente para su retiro, sin embargo, en medio de uno de los momentos más retadores para la humanidad como es la pandemia del Covid-19, algunos se han dado cuenta de la oportunidad que toda crisis trae y han tenido una reasignación positiva de activos en sus portafolios tomando en cuenta diferentes escenarios de riesgos.

valeria.lopez@eleconomista.mx