Los precios del oro subieron el lunes a máximos de más de una semana, debido a que la debilidad del dólar y el menor apetito por el riesgo en los mercados bursátiles impulsaron la demanda por refugio en el metal precioso.

El oro al contado ganó 0.3% a 1,764.92 dólares la onza. Los futuros del metal en Estados Unidos sumaron 0.5% a 1,767.6 dólares.

“Estamos viendo más aversión al riesgo en los mercados y el oro parece estar beneficiándose de eso. Muy a menudo hemos visto al dólar desempeñarse bien en estas condiciones, lo que ha pesado sobre el oro, pero hoy estamos viendo lo contrario", dijo el analista de OANDA, Craig Erlam.

“Quizás los inversionistas se están poniendo un poco nerviosos porque los bancos centrales retiran el estímulo en un momento tan incierto para la economía”, agregó.

Los inversionistas ahora aguardan por el informe de las nóminas no agrícolas de septiembre en EU que se divulgará el viernes, y que se espera que muestre una mejora en el mercado laboral, lo que podría influir en el cronograma de la FED para reducir el apoyo económico. Entre otros metales preciosos, la plata subió 0.2% a 22.56 dólares la onza, el platino bajó 1% a 962 dólares, y paladio cayó 1.2% a 1,895.22 dólares.