El precio del oro tocó un nuevo máximo récord el lunes, ya que el temor al impacto económico por el aumento de casos de coronavirus mejoró su atractivo como valor seguro, antes de bajar levemente por una apreciación del dólar que animó a una toma de utilidades.

El oro al contado cedió 0.1%, a 1,972.52 dólares la onza, tras tocar un pico histórico de 1,984.66 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron sin cambios a 1,986.30 dólares.

“La corrección del dólar desde mínimos de dos años está restando algo de brillo al oro”, dijo el analista independiente Ross Norman. “Parece que estamos en un periodo de consolidación y hemos visto algunas tomas de utilidades”.

No obstante, el hito de los 2,000 dólares está dentro de las previsiones en el corto plazo, agregó Norman, gracias a una serie de factores como datos económicos más débiles y una reactivación de la tensión geopolítica entre EU y China.