El oro subió cerca de 1% el miércoles, rebotando después del desplome de la sesión previa, impulsado por la debilidad del dólar, las preocupaciones por la recuperación económica mundial y la incertidumbre en torno a la elección presidencial del próximo mes en Estados Unidos.

El precio del oro al contado ganó 0.7% a 1,903.20 dólares la onza, tras llegar a perder 1.9% el martes en reacción al avance del dólar. Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron 0.7% a 1,907.30 dólares.

El metal precioso cayó frente a una canasta de seis destacadas monedas, mientras que el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años también bajaba.

El lingote es considerado una cobertura contra la inflación y la depreciación monetaria en medio de unos niveles sin precedentes de estímulo global para aliviar el impacto económico de la pandemia.

En otros metales preciosos, la plata subió 0.5% a 24.30 dólares la onza; el platino cayó 0.7% a 859.30 dólares; y el paladio subió 1.2% a 2,342.32 dólares.

Además, la Consultora Metals Focus estimó que la demanda de oro descenderá 25% este año con la esperanza de recuperarse 17% para el 2021.

Mientras que la producción global cerrará el 2020 con un descenso de 4.6% respecto al año previo, el menor nivel de cinco años.

El cobre a noviembre en la Bolsa de Futuros de Shanghái cerró con un alza de 0.1% a 51,540 yuanes (7,647.34 dólares) por tonelada.