El oro bajó a mínimos de tres semanas el viernes, con lo que acumuló su mayor caída semanal desde agosto ante la posibilidad de que la Reserva Federal eleve las tasas de interés en Estados Unidos este año.

El oro al contado cayó 0.4% a 1,141.36 dólares la onza al cierre del mercado, tras bajar a su menor nivel desde el 9 de octubre de 1,139.11 dólares. El contrato terminó octubre con un alza de 2.4 por ciento.

En tanto, los precios del lingote para entrega en diciembre en Estados Unidos bajaron 0.5%, a 1,141.40 dólares.

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo el miércoles estables las tasas de interés y en una referencia directa a su próximo encuentro de política monetaria elevó la probabilidad de un alza de los tipos en diciembre.

El incremento de los tipos de interés tiende a presionar al oro porque aumenta el costo de oportunidad de invertir en el lingote, al tiempo que impulsa al dólar, la moneda en que las transacciones del metal se denominan.

El oro cayó pese a que el dólar bajó frente a una cesta de divisas, lo que usualmente es una fuente de apoyo para el metal.

Los precios de la plata registraron su mayor avance mensual desde enero de 7%, pese a que el metal bajó 0.2%, a 15.53 dólares la onza el viernes.

El platino cayó 0.8%, a 981.75 dólares la onza, mientras que el paladio subió 0.7%, a 672.75 dólares.