Los precios del oro subieron el viernes, impulsados por la caída del dólar y el retroceso de los rendimientos de los bonos del Tesoro desde sus máximos del día tras el discurso de Donald Trump en el acto en el que asumió la Presidencia de Estados Unidos.

Trump prometió que sus políticas doméstica y exterior pondrán los intereses de sus compatriotas por encima de todo, en un discurso de tono nacionalista y populista que generó preocupación entre los inversores por la posibilidad de medidas comerciales de tono proteccionista.

El oro al contado subió 0.5% a 1,211.30 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron 0.3% a 1,204.90 dólares por onza.

El Índice Dólar, que mide al billete verde contra una canasta de monedas, cayó 0.4% tras las alzas del inicio de la sesión. Un dólar más débil hace que el metal sea más barato para los tenedores de otras divisas.

Cifras mejores a las previstas en el mercado laboral, inmobiliario e industrial de Estados Unidos reforzaron expectativas de que la economía del país está firme como para garantizar nuevos incrementos a los costos del crédito.

El oro es muy sensible a las alzas de las tasas de interés de Estados Unidos porque elevan el costo de oportunidad de mantener lingotes y al mismo tiempo impulsan al dólar.

El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, dijo que espera tres alzas en las tasas de interés en el 2017 si el mercado laboral continúa mejorando y la inflación alcanza la meta de la Fed de 2 por ciento.

Entre otros metales, el paladio se disparó hasta 5.2% para tocar los 792.90 dólares por onza, un pico desde mayo del 2015.

En tanto, la plata subió 0.5% a 17.09 dólares por onza y el platino ganó 2.2% a 978.90 dólares la onza. La depreciación del dólar impulsa el precio de los metales preciosos.