El fabricante estadounidense de teléfonos móviles Motorola Mobility, resultante de la escisión de la matriz Motorola, registró en el primer trimestre del 2012 una pérdida neta de 86 millones de dólares, ligeramente por encima de los 81 millones de déficit de hace un año.

Descontando elementos excepcionales y en términos del total de acciones, esto supone una pérdida de 3 centavos por título, mientras que los analistas pensaban que éstas se limitarían a un 1 centavo por acción.

Los ingresos de la firma aumentaron un 2% al sumar 3,100 millones de dólares, cuando los analistas apostaban por una caída de 2.5%, a 3,080 millones de dólares.

Durante el periodo comprendido entre enero y marzo del 2012, el área de dispositivos móviles de la compañía, que está en proceso de ser adquirida por Google, alcanzó una facturación de 2,200 millones de dólares, un 3% superior comparado con el mismo lapso del 2011.

Mientras que el segmento doméstico tuvo una debacle de 2% al registrar ingresos por 884 millones de dólares.

En agosto del año pasado, Google anunció el acuerdo para comprar al fabricante de móviles por un total de 12,500 millones de dólares (unos 8,700 millones de euros).

Motorola Mobility explicó en la presentación de sus resultados financieros que tanto la firma, como Google, están trabajando con las autoridades de China para que autoricen la adquisición que le permitiría al gigante de Mountain View impulsar al ecosistema generado por el sistema operativo Android y fortalecer su posición ante el incremento de la competencia el mundo del móvil.

"Seguimos esperando que la transacción se cierre durante el primer semestre de 2012", afirmó la compañía.

Con información de AFP

JSO