La divisa mexicana sufrió estragos por el coronavirus, que lo llevó a finalizar la última semana de febrero con una depreciación de 5.28% frente el dólar, lo cual representó uno de los peores desempeños semanales vistos desde la victoria de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

La fuerte aversión al riesgo ubicó este viernes al peso en niveles de 19.8610 unidades por dólar desde una cotización de 18.8640 pesos por billete verde con la que inició la sesión el pasado lunes. El peso también finalizó la jornada con una depreciación de 2.48%, respecto a la sesión previa.

El volátil comportamiento en el tipo de cambio peso-dólar se presentó después de que se confirmó el viernes el primer caso en México de una persona contagiada por el llamado Covid-19, lo que exacerbó el ánimo de los inversionistas ante el temor de que la cepa continúe cobrando más víctimas.

Juan Musi, especialista en temas financieros, explicó que “ante la incertidumbre y ante la baja de los mercados accionarios, los inversionistas corren a refugiarse en activos seguros, concretamente en bonos del Tesoro de Estados Unidos y en la moneda estadounidense, por eso la semana pasada el dólar se fortaleció ante todas las divisas”.

Dijo que el manejo de información es alarmista, por eso se ha visto una sobrerreacción en el mercado y no sería extraño que se llegue a una cotización mayor a los 20 pesos por dólar, aunque en el mediano y largo plazos el peso regresará por debajo de los 19 pesos. Respecto a monedas emergentes, el peso colombiano cayó 5%, el peso mexicano 5.28%, el real brasileño retrocedió 2.8%, la lira turca 2.5% y el rublo ruso, 5.3% en una semana. (Con información de José Antonio Rivera)

[email protected]