El mercado accionario mexicano está en niveles  de valuación atractiva. En el último mes ha generado un rendimiento de 13.57% medido en dólares y de 7.18% en pesos, explicó el director general de Análisis de Actinver, Julio Serrano.

Explicó que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se “abarató” por la incertidumbre generada por temas como la prolongada renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tensiones comerciales provocadas por Estados Unidos contra sus socios comerciales así como la política monetaria  de los bancos centrales y el aumento en el precio del petróleo.

Agregó que los niveles actuales de valuación en dólares son similares a los registrados a finales del 2009, en plena crisis financiera mundial y cuando la economía mexicana se vio impactada por la pandemia del virus H1N1.

Dijo que en términos de Precio/Utilidad se observan niveles semejantes a lo visto a finales del 2012.

Serrano destacó que las perspectivas para el mercado mexicano son positivas, puesto que existen condiciones para que la BMV continúe generando retornos interesantes, en parte por la fortaleza de las empresas y la solidez macroeconómica del país.

Mercado las ha castigado

Durante la presentación de Vistazo Actinver, una plataforma de análisis fundamental de las empresas mexicanas, Serrano explicó que las compañías son más grandes, más sólidas y están mucho mejor capitalizadas que en el 2009 o en el 2012. “Hoy 50% del flujo operativo (EBITDA) se genera fuera de México, las empresas mexicanas se están internacionalizando”, dijo Julio Serrano.

Agregó que las empresas siguen invirtiendo en programas de expansión para aumentar su eficiencia y rentabilidad, además, sus niveles de apalancamiento son sanos.

Incluso, el directivo anticipó que las empresas que cotizan en la BMV reportarán resultados financieros positivos del segundo trimestre de este año, estima un EBITDA de 9% en promedio.

A pesar de la solidez de las compañías mexicanas, la mayoría se cotiza muy por debajo de su valor real, el mercado las ha sobrecastigado, consideró.

Sobre la volatilidad que pudiera verse en el mercado mexicano comentó que eventos internacionales como las tensiones comerciales podrían influir, sobre todo cuando la mitad del EBITDA de las emisoras se genera fuera del país.

“En los últimos dos o tres años, el mercado ha estado muy atento a factores de incertidumbre ante temas como la relación entre China y los Estados Unidos, comercio internacional incluido el TLCAN, (esto ha llevado) a que los inversionistas se mantengan un poco al margen del mercado y no esté valuado adecuadamente. Naturalmente hay una oportunidad interesante”, expuso el director de Análisis Fundamental, Carlos Hermosillo.


judith.santiago@eleconomista.mx