María Ariza, directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), deja su cargo y tomará las riendas de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

En una carta a los agremiados de la Amexcap, la ingeniera industrial explicó que se incorpora a partir de este mes a la Biva.

“He aceptado un nuevo reto profesional que me entusiasma y me permite seguir contribuyendo en apoyar a nuestras empresas mexicanas a continuar su camino de crecimiento. Me incorporo a partir del mes de abril al equipo de la nueva Bolsa de valores Biva, paso que veo natural y como siguiente eslabón del capital privado”, escribió la directiva.

Ariza sustituirá en el cargo a Fernando Pérez, también ingeniero industrial, que arrancó el proyecto de Biva desde su inicio y que a la fecha era director general del nuevo intermediario bursátil.

De acuerdo con información disponible, Fernando Pérez quedará además de accionista de la Biva, como consejero y presidente del listado de emisoras. Un directivo cercano al proceso destacó: “Santiago Urquiza es el papá del bebé, Fernando Pérez es el ginecólogo del bebé y María Ariza será la pediatra del nuevo proyecto”.

María Ariza fue por más de cinco años directora general de la Amexcap, que tiene más de 110 firmas de capital privado, y, según el proyecto, la nueva directora del proyecto ayudará en la comercialización y posicionamiento de la nueva marca.

“María tiene todo el conocimiento de las empresas de los fondos de capital privado, sabe de sus necesidades y que el siguiente paso sería colocarse en el mercado de capitales, y qué mejor que BIVA para lograrlo”, destacó una fuente cercana a la operación.

con el apoyo de fondos

Fondos de capital privado llevaron  al mercado accionario empresas que consideraron maduras como Sport World, Volaris, Hoteles City Express, Grupo Hotelero Santa Fe, Crédito Real y Vesta y la viviendera Javer, entre otras.

El 29 de octubre del 2015, Central de Corretaje informó que tenía la intención de crear una nueva Bolsa y el 29 de agosto pasado la Secretaría de Hacienda le otorgó la concesión para comenzar a funcionar. Se espera que comience a operar en el segundo semestre del presente año.


eduardo.huerta@eleconomista.mx