Los fondos de capital privado en México han realizado al menos dos adquisiciones durante el primer trimestre de este año, cuyo monto de inversión no es público.

Las operaciones corrieron a cargo de OLMO Capital y Southern Cross Group, ambos, miembros de la Asociación Mexicana de Capital Privado.

El fondo OLMO Capital, que típicamente busca adquirir empresas con potencial de crecimiento y generen EBITDA (flujo operativo) de entre 1 millón y 5 millones de dólares, compró el pasado 17 de febrero a la empresa IRESA.

Ésta se dedica desde hace 50 años a proveer servicios de almacenamiento para productos refrigerados, congelados y secos, cuenta con 14 plantas ubicadas en la Ciudad de México y el Estado de México.

Con dicha adquisición, el administrador de fondos fortalecerá sus operaciones en el negocio de soluciones en la cadena de suministro de frío.

En enero pasado, Southern Cross Group concluyó la adquisición de las operaciones de Getronics en México y Colombia.

La compra fue estratégica porque fusionará a la firma de servicios de tecnologías de información con Intellego, especializada en soluciones para la gestión de la información, para convertirlas en líderes del sector en Latinoamérica hacia los próximos tres años.

En proceso de autorización

Una de las transacciones en proceso de cierre es la inversión, por un monto no revelado, que Nexxus Capital realizará en Immuno Holding, una empresa que comercializa suplementos nutricionales a través de canales de venta directa mutinivel.

Según el fondo de capital privado, una vez que se apruebe el cierre de operación, Immuno Holding será su subsidiaria.

Otra de las operaciones que está en proceso de aprobación por parte de las autoridades de competencia mexicanas es la inversión del fondo privado Nexxus Capital en Pumping Team Holding, una plataforma que ofrece servicios de bombeo de concreto en México y España.

judith.santiago@eleconomista.mx