Los inventarios de crudo en Estados Unidos aumentaron con fuerza en la última semana, según fuentes de operadores, citando datos del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo.

Las existencias de crudo se incrementaron en 12.8 millones de barriles en la semana al 5 de marzo, por sobre las estimaciones de analistas en un sonde de Reuters de un alza de 816,000 barriles, afirmaron las fuentes.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, punto de entrega del contrato en Estados Unidos subieron en 295,000 barriles.

Los futuros del crudo recortaron sus pérdidas tras conocerse los datos.

El petróleo cayó a menos de 68 dólares el barril el martes en una sesión volátil, ya que las preocupaciones sobre una interrupción del suministro en Arabia Saudita y una pausa en el reciente repunte del dólar contrarrestaron las perspectivas de un suministro más ajustado debido a las restricciones de producción de la OPEP+.

El crudo alcanzó su nivel más alto desde el inicio de la pandemia de coronavirus el lunes, después de que las fuerzas hutíes de Yemen lanzaron aviones no tripulados y misiles en sitios petroleros saudíes el domingo. Sin embargo, Riad dijo que frenó el ataque y los precios cayeron a medida que disminuían los temores sobre la oferta.

El crudo Brent bajó 72 centavos, o 1.06%, a 67.52 dólares, retrocediendo después de cotizar a 69.33 dólares. El lunes alcanzó los 71.38 dólares, el precio más alto desde el 8 de enero de 2020.

El West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cayó 1.04 dólares a 64.01 dólares, después de alcanzar el lunes su precio más alto desde octubre de 2018.

La mezcla mexicana de exportación perdió 1.59% o 1'01 dólares para cotizar en 62.66 dólares el barril.

La caída récord de la semana pasada de los inventarios de crudo de Estados Unidos se produjo tras el cierre de las refinerías de la costa del Golfo debido a una tormenta invernal en Texas hace dos semanas.