La creciente inflación en México ha impactado en el desarrollo de viviendas de interés social, puesto que el precio de los materiales se ha disparado este año, dijo Germán Ahumada Russek, presidente del Consejo de Administración y director General de Consorcio ARA.

“Con esta inflación, la vivienda de interés social prácticamente no se puede hacer porque este año va a superar al 7 por ciento. En los materiales de construcción el incremento de la inflación será de más de 18% y sigue creciendo, son cosas que no están bajo nuestro control, tenemos que ir transitando con este tipo de problemas”, abundó.

En conferencia con motivo de su emisión de bonos sustentables por 1,500 millones de pesos, Germán Ahumada Russek explicó que con el fuerte incremento de insumos como el acero han optado por reemplazarlo por otros materiales como el concreto.

Acerca de la emisión de bonos sustentables, el directivo dijo que los recursos se usarán para desarrollar viviendas que cumplan con criterios ambientales y sociales.

En su turno, Alicia Enríquez, directora general adjunta de Administración y Finanzas de Consorcio ARA, explicó que lo recaudado con los bonos se usará para invertirlos en 14 proyectos ubicados en el Estado de México y en Quintana Roo, principalmente y serán de tipo de interés social, medio, en menor medida, del segmento residencial.

Todas las viviendas incluirán ecotecnias para reducir el consumo de agua, energía eléctrica y emisiones de dióxido de carbono (CO²), como son la instalación de llaves ahorradoras de agua, calentadores solares, entre otros. Bajo el enfoque social los desarrollos ofrecerán áreas verdes, ubicaciones cercanas a escuelas, hospitales o clínicas, alumbrado público y pórticos de acceso para la seguridad de los habitantes.

Aunque ARA ya edificaba casas con este tipo de tecnología que benefician al ambiente, Alicia Enríquez adelantó que buscarán que cuatro desarrollos, ubicados en el Estado de México, obtengan la certificación EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies), a partir de enero del próximo año.

Para el 2022, comentó Germán Ahumada, estiman desarrollar 9,000 casas y regresar a los niveles que se observaban en el 2019, antes de la pandemia. Incluso, confió que con los nuevos productos que se han anunciado por parte de instituciones hipotecarias se impulse la venta de vivienda.

“Hemos transitado bastante bien este complejo panorama. En algunos casos hay municipios que han cerrado totalmente, pero Infonavit, Fovissste y los bancos han seguido otorgando créditos que para una crisis de este tamaño nos ha ayudado muchísimo”, comentó.

Aumentan emisiones temáticas

Germán Ahumada habló de la importancia del tema de sustentabilidad, pues dijo que es el futuro, no solo para el país, sino para el mundo.

En este sentido, aseveró que “las empresas que no estén trabajando fuertemente en temas de desarrollo sostenible se quedarán muy rezagadas”.

José Manuel Allende Zubiri, director general adjunto de Promoción de Emisoras, Información y Mercados en Grupo BMV, destacó en su participación la relevancia que han tomado las emisiones de bonos verdes, sociales y sustentables.

Desde el 2016 se han colocado 86,600 millones de pesos en bonos temáticos en la Bolsa Mexicana de Valores. Estimó que para este año representen alrededor de 37 y 40% del monto total colocado en el centro bursátil.

“Desde el 2016 este tipo de emisiones han aumentado. Comparado con el 2017, solo 3% de las emisiones colocadas respecto del monto total en el mercado de deuda de largo plazo está vinculado a bonos temáticos. Las emisiones temáticas continuarán, irán ganando terreno y las empresas irán estableciendo cada vez estrategias, productos y medidas que atiendan estos temas”, sostuvo José Manuel Allende.

judith.santiago@eleconomista.mx