El IPC de la Bolsa mexicana opera con pérdidas debido a renovados temores sobre la economía global, después de que Francia no presentó crecimiento en el primer trimestre del año y en medio de preocupaciones sobre la banca y la deuda soberana de España.

Así, el Índice de Precios y Cotizaciones opera con una pérdida de 1.22%, a 38,951.03 puntos.

"Ahora España y Francia están presentando problemas, lo que hoy (martes) principalmente hace ruido", comentó Fernando González, director de la firma Fast Profit.

La economía de Francia se estancó en el primer trimestre del 2012, al exhibir un crecimiento del cero por ciento, y no contar con señales claras para una rápida recuperación.

En tanto, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dijo que los bancos españoles podrían necesitar más capital si la economía sigue deteriorándose.

"Hemos visto que el alza que han tenido los mercados ha sido muy rápida y ahora tiene un colchón de ajuste a la baja, lo que probablemente pueda regresar a los 38,000 puntos", agregó González.

El mercado accionario mexicano tocó la semana pasada un nivel máximo histórico de 39,963.64 puntos, con lo que acumuló una ganancia de casi 8 por ciento en lo que va del año.

Los papeles de América Móvil, los de mayor peso en el IPC, caían 0.51%, a 15.46 pesos. Sus ADR en Nueva York perdían 2% a 23.46 dólares.

Las acciones de la mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, perdían 2.57%, a 9.11 pesos.