HSBC rebajó el precio objetivo de los principales bancos españoles, apuntando a la situación política actual en España, a la resolución final del Brexit y a la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios, como los riesgos que afronta el sector financiero en el corto plazo.

A estos factores se suma que “los mercados parecen estar preocupados por el persistente pobre crecimiento y las tasas de interés negativos, que siguen siendo una amenaza estructural”, señalan analistas de HSBC en un informe.

Sin embargo, estas amenazas contienen una visión optimista para la banca española que cotiza en Bolsa: los mercados ya las descuentan, junto al riesgo de las bajas tasas de interés, y estos analistas creen que los grandes bancos españoles resistirán con los ingresos creciendo ligeramente.

Según HSBC, “aunque esto no supone gran cosa, tampoco es malo” y representa una oportunidad a las cotizaciones (0.6 veces su valor en libros) y ROTE (8.3%) actuales.

Ésta es la razón por la que HSBC cree que en el entorno actual los principales bancos deberían mostrarse como “ganadores relativos en un entorno de débil crecimiento” y por la que mejora la recomendación de CaixaBank y BBVA de Mantener hasta Comprar.

Con este movimiento, estas dos entidades se suman a la lista de compras para HSBC en la que mantiene a Santander y Sabadell.

“A nivel nacional, los bancos con mayor dependencia a la concesión de hipotecas, con facilidad para satisfacer los requerimientos de capital, mayor diversificación geográfica y un mayor dinamismo en la reducción de costes deberían conseguir mejores resultados”, sugiere el informe de HSBC.

Prefiere a Santander

Esta última es de hecho, la principal razón por la que Santander es la opción favorita para el banco de inversión, al que HSBC todavía le confiere gran potencial de recorte de costos en España.

HSBC le fijó el valor de las acciones en 4.20 euros, un recorte de 20%, tras la revisión. No obstante, según analistas, al precio actual aún podría subir 18 por ciento.

A CaixaBank, HSBC le ve un recorrido de 28% pese a recortar su precio objetivo 23%, y lo convierte en la entidad con mayor posibilidad de mejora tras Sabadell, que rebotaría 43 por ciento.

BBVA, la otra entidad española a la que HSBC le mejora la recomendación, le otorga un potencial de 25 por ciento.

Bankia es la única entidad española en Bolsa a la que el banco británico no le mejora la recomendación por su perfil de préstamos “desfavorable”.

Incluso, HSBC decidió recortarle su precio objetivo cerca de 32%; sin embargo, la deja con el consejo de Mantener y un potencial de 7.9 por ciento.