Las cifras de Estados Unidos contrastan con las europeas, donde el concepto de filantropía varía. ¿Las razones? "Al otro lado del Atlántico el sistema fiscal favorece esta actividad. En Europa estamos en el camino, pero la filantropía todavía es solo una tendencia", asevera Ceferí Soler, profesor de Esade.

Joaquín Garralda, de IE Business School, señala el factor cultural: "Allí existen clubes de filántropos, consultoras especializadas para asesorar sobre dónde donar y la creencia de que el individuo tiene la obligación de devolver a la sociedad parte de lo que recibe".

Dos estilos

La solidaridad se contabiliza en dos tipos de unidades: el tiempo y el dinero. "La donación de tiempo se suele englobar bajo el paraguas de la empresa y la del dinero se relaciona con donar parte de las fortuna personal", dice Garralda. Ambos expertos señalan que la filantropía es un valor en alza entre los millonarios, sobre todo en Estados Unidos. "Los magnates que lo han conseguido todo, económicamente hablando, se preocupan por aquéllo intangible, que no pertenece al mundo material. Además, entra en juego el concepto de conciencia, ya que algunas personas son más sensibles a lo que ocurre a su alrededor que otras", opina Soler. Para Garralda, la crisis ha sido clave para que las donaciones de las grandes fortunas aumenten, movidos por una conciencia social: "Los más generosos suelen tener una visión amplia del pasado y del futuro".

El club de los más solidarios tiene sede en Estados Unidos con personalidades como Bill y Melinda Gates, Warren Buffett, Mark Zuckerberg (la mayor donación de 2013), George Soros, Philip Knight o Richard Branson (es británico) como embajadores. La filantropía y la honestidad no siempre van unidas. "En ocasiones puede ser puro márketing", dice el profesor de IE. Según Soler, para entenderlo hay que despojarse de clichés: "Una persona filántropa que dona millones no tiene por qué ser un ángel".

Bill y Melinda Gates (Fundador de Microsoft y su mujer)

Son los millonarios filántropos por antonomasia. Las cifras hablan por sí solas: según Forbes, el fundador de Microsoft y su esposa han donado unos 28,000 millones de dólares a lo largo de su vida a través de su fundación. Los destinatarios de sus buenas causas han sido la Organización Mundial de la Salud y diferentes fundaciones que pretenden erradicar la polio y la malaria, entre otras. Su solidaridad va en consonancia con su fortuna, ya que Gates cerró 2013 como el hombre más rico del mundo, tras elevar su patrimonio un 25%, hasta los 78,500 millones de dólares (56,930 millones de euros), en el transcurso del año pasado, según el ránking de 'Bloomberg'.

Richard Branson (Fundador del grupo Virgin)

Millonario, innovador, excéntrico y... solidario. El magnate británico Richard Branson está entre los empresarios más filántropos del mundo gracias a sus continuos ingresos en su ONG, Virgin Unite. "Todo el dinero que he hecho por mí mismo lo he donado a proyectos caritativos", confesaba en una reciente entrevista con EXPANSIÓN. En el 2006, se comprometió a donar durante 10 años 3,000 millones de dólares para combatir el calentamiento global.

Mark Zuckerberg (Fundador de Facebook)

El creador de Facebook y su mujer Priscilla Chan lideran el ránking de regalos solidarios del año 2013, que anualmente elabora 'The Chronicle of Philanthropy'. Una donación de 990 millones de dólares (equivalente a unos 18 millones de acciones de Facebook) a la Silicon Valley Community Foundation les ha situado en primera posición. Además, ambos baten un nuevo récord ya que aparecen como los más solidarios menores de 30 años.

Warren Buffett (CEO Berkshire Hathaway)

Warren Buffett y Bill Gates tienen muchas cosas en común: ambos están en el podio de los hombres más ricos del planeta y ambos capitanean el proyecto The Giving Pledge (para conseguir que las fortunas de América donen, al menos, el 50% de ellas en vida o como herencia de modo filantrópico). Buffett donó en el año 2012 1,870 millones de dólares (el 3.2% de su fortuna personal) y 1,520 millones fueron a parar a Bill y Melinda Foundation.

[email protected]

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica