El gigante tecnológico estadounidense Intel anunció el jueves un fuerte aumento de sus ganancias en el primer trimestre empujadas principalmente por sus actividades en el manejo de datos.

El beneficio neto avanzó 50% a 4,500 millones de dólares, mientras que los ingresos llegaron a 16,100 millones (+9%), por encima de las expectativas del mercado, dijo la empresa en un comunicado.

El beneficio por acción también se fijó muy por encima de las estimaciones en 0.93 dólares contra 0.72 dólares previstos.

Intel igualmente elevó sus previsiones para este año y ahora proyecta ingresos por 67,500 millones de dólares, unos 2.500 millones más de lo previsto anteriormente.

Tras la publicación de resultados, la acción subía en los intercambios posteriores al cierre de Wall Street.

"Luego de un año récord en 2017, empezamos bien el 2018. Nuestras operaciones en ordenadores siguieron mostrando solidez y las destinadas al manejo de datos crecieron 25%, representando casi la mitad de los ingresos del primer trimestre", dijo el director ejecutivo Brian Krzanich.

Los productos ligados a computadoras generaron ingresos por 8,200 millones de dólares (3%) y los de manejo de datos 7,500 millones.

Intel tuvo un difícil comienzo de año tras la revelación de fallas en algunos microprocesadores que dejaban a las computadoras susceptibles de ser pirateadas.

abr