Bank of America Corp, el segundo prestamista más grande de Estados Unidos por activos, reportó un alza de 9.8% en sus ganancias del último trimestre del 2015, ayudado por menores gastos y el crecimiento de ingresos en tres de sus cuatro grandes divisiones en un duro período para los bancos.

Los prestamistas estadounidenses tuvieron un año difícil en el 2015 porque la caída de los precios del petróleo y las preocupaciones por la desaceleración de la economía en China contribuyeron a la debilidad en los mercados crediticios, presionando el crecimiento de los ingresos.

El inicio del año también comenzó con una nota sombría, ya que los precios del petróleo cayeron por debajo de los 30 dólares por barril y las acciones también se desplomaron.

Bank of America dijo que sus provisiones por pérdidas crediticias en su banca mundial aumentaron en 264 millones de dólares en el trimestre finalizado el 31 de diciembre, principalmente debido a un alza en los préstamos incobrables relacionados con la energía.

JPMorgan Chase & Co. y Wells Fargo & Co. revelaron la semana pasada que habían aumentado sus provisiones para préstamos relacionados con su cartera de energía.

BofA dijo que su utilidad neta atribuible a los accionistas comunes creció 9.8% a 3,010 millones de dólares, es decir, 28 centavos por acción, en el cuarto trimestre.

Los gastos no vinculados con intereses cayeron 2.3% a 13,870 millones de dólares, debido principalmente a una caída de 28% en los costos.

Nuestra conclusión clave de los resultados es que Bank of America sigue avanzando en sus prioridades clave relativas al crecimiento de préstamos y los volúmenes de negocio, para impulsar sus ingresos y reducir los gastos básicos , dijo Eric Wasserstrom, analista de Guggenheim Securities, en una nota a clientes.

Sin embargo, el deterioro en los préstamos de energía puede socavar este avance en el corto plazo , añadió.

Eficiencia

BofA sigue recortando. Ha eliminado 5% de su fuerza laboral en el cuarto trimestre, sobre todo en la banca minorista y en actividades de mercado. Éstas últimas, sin embargo, han registrado un incremento de 31% de sus ingresos en el cuarto trimestre.

Para el 2016, la institución, que trabaja en gran medida con los hogares estadounidenses, espera beneficiarse de una tasa más alta de la Reserva Federal.

En Wall Street, los títulos del banco ganaban 2,14% a 14.77 dólares, pero finalmente cerraron con una caída de 1.52% a 14.24 dólares.

Los resultados del 2015 son nuestros beneficios más altos en casi una década , celebró el director ejecutivo Brian Moynihan, que ha conservado su cargo in extremis en el 2015, después de una dura puja muy publicitada con los accionistas.

[email protected]