La empresa aeroportuaria presentó su perspectiva para lo que resta del presente año, donde buscaría incrementar sus ingresos comerciales por pasajero con un aumento entre 10 a 15 pesos para el 2018.

Para las acciones que cotizan en la (BMV) la empresa ha tenido un rendimiento aceptable, ya que genera un alza de 7.61% cotizando en un precio de 183.95 a 14.5 pesos .

Dentro de sus estimaciones, los representantes de la empresa comentaron que el puente transfronterizo Cross Border Xpress en Tijuana persiste como uno de los catalizadores más importantes de GAP. Tras un crecimiento acelerado durante el 2016, periodo en el que el puente registró 1.3 millones de cruces, la empresa estima que el dato llegará a 1.9 millones en el 2017, debido a que se prevé un avance de 12% en el número de asientos ofrecidos para los destinos turísticos mexicanos, como consecuencia de un mayor interés de los turistas del sur de California.

Además, las expansiones en los aeropuertos de Guadalajara y Tijuana aumentarán de forma significativa el espacio comercial.

En un reporte de GBM dice que la empresa también espera fuertes avances en la capacidad de las aerolíneas nacionales en el 2017. Ya que durante la primera mitad del año, GAP espera que las aerolíneas nacionales reporten una oferta de asientos incremental (+8.7%), liderada por VivaAerobus (+57.1% en el 2017), Interjet (+20.4%), Volaris (+10.2%) y Aeroméxico.

rafael.mejia@eleconomista.mx