Durante el 2015, Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) registró el mayor rendimiento en el precio de sus acciones dentro del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En contraste, Ingenieros Civiles Asociados (ICA) terminó con una abrupta caída, siendo la emisora con el peor desempeño bursátil.

Información de Economática indica que GAP tuvo un cierre alcista. Sus títulos ganaron 68.04% en el 2015, para cotizar en 152.05 pesos por unidad.

Durante julio y agosto, los papeles de la firma tuvieron su mejor racha con un rendimiento de 18.07 y 11.89% , respectivamente, aunque diciembre cerró con una subida marginal de 0.83 por ciento.

Roberto Solano, analista de Monex, explicó en un documento que la emisora tiene una sana estructura financiera y drivers que favorecen su perspectiva. La sólida estrategia de negocio y su sana estructura financiera (la razón deuda neta/EBITDA objetivo 2015 de 0.8 veces contra 5.5 veces del sector) han convertido a GAP en el segundo grupo con mayor tráfico en México , dijo el analista.

Para el grupo que opera 12 aeropuertos, se anticipa una tasa de crecimiento anual compuesto de 7.3% en términos de tráfico de pasajeros para los siguientes cinco años. Sus operaciones en Guadalajara, Tijuana, Los Cabos y Vallarta serán clave para su futuro crecimiento, así como el de Montego Bay, en Jamaica.

GAP buscará fortalecer su estrategia mediante la expansión de sus aeropuertos, crecimiento de las tiendas de conveniencia y de dos hoteles en Guadalajara y Tijuana, además de eficientar sus costos y gastos. No se descarta que incorpore nuevos aeropuertos a su portafolio.

Trago amargo

ICA tuvo un mal año en Bolsa. Sus acciones perdieron 80.3% en el 2015 para cerrar en 3.55 pesos cada una.

Los peores meses para la constructora fueron agosto y diciembre, con bajas de 35.23 y 33.27%, respectivamente. Diciembre fue un mes complicado, tras declarar el impago de 31 millones de dólares correspondientes a los intereses de un bono con vencimiento en el 2024 y anunciar que trabaja un plan para reestructurar su precaria situación financiera, el cual concluirá a mediados de febrero.

Aunque no todo el año fue de pérdidas para ICA, pues en abril y septiembre ganó 9.6 y 7.4%, respectivamente.

Por lo pronto, ICA continuará con la venta de algunos activos, como sucedió recientemente con la desinversión en Proactiva Medio Ambiente México (Grupo Proactiva).

Analistas anticipan un complicado escenario para este año, por su creciente deuda y porque ven difícil que se adjudique nuevos proyectos.

ICA aún enfrenta un escenario difícil en el 2016, ya que la perspectiva de la construcción en México no es muy favorable y la compañía experimenta grandes dificultades financieras que podrían afectar su capacidad para ganar nuevos proyectos , consideraron analistas de Barclays.

[email protected]