El mercado de fusiones y adquisiciones en México podría alcanzar los 20,000 millones de dólares, con lo que se mejorarían los resultados obtenidos en el 2016, que alcanzó los 17,000 millones de dólares.

Según Saúl Villa, socio líder de Fusiones y Adquisiciones de KPMG, este año será atípico, debido a que es el previo a un año electoral y se quieren acelerar las transacciones a realizar ante los resultados que pudieran darse en la elección presidencial en México en el 2018; sin embargo, sí habrá números positivos.

En México en el 2016 se dieron alrededor de 17,000 millones de dólares con 235 transacciones; en el 2015, cerca de 22,000 millones y 270 transacciones.

En el 2014, tuvimos 300 transacciones con un valor de 41,000 millones y para el 2017 se esperan entre 17,000 y 20,000 millones de dólares , comentó Villa.

En el primer trimestre del año se han visto más transacciones, más volumen de operaciones y más recursos obtenidos en transacciones cerradas que en el mismo periodo del 2016.

De enero a marzo del 2017 hay mayor volumen de transacciones: 65 transacciones; en el 2016 en el mismo periodo hubo 40. En cuanto a recursos, en el 2016 eran 1,500 millones de dólares y en el 2017 representan 5,000 millones de dólares .

Sin embargo, Villa agregó que México es un mercado mediano en cuanto a este tipo de operaciones, donde el promedio es de 30 a 60 millones de dólares, aunque una gran operación puede ayudar a disparar el resultado.

En este periodo hubo una adquisición muy clara, de más de 2,000 millones, de parte de una minera mexicana, que compró una compañía americana, pero si le quitaras esa, de todos modos estaríamos mejor que el año pasado, porque llevaríamos 3,000 millones , mencionó Villa.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas en cuanto a las fusiones. Datos de la consultoría revelan que cerca de ocho de cada 10 transacciones fracasan, es decir, 76% de las compras fallan.

cesar.rodriguez@eleconomista.mx