Durante el cuarto trimestre del 2018, la telefónica de Carlos Slim continuó achicándose vía una disminución de suscriptores de telefonía celular, combinada con un aumento en los accesos de líneas fijas, situación que no ha sido bien vista por el mercado. Si bien en el 2018 el balance neto en los países que opera arroja una reducción de 3 millones 214,000 suscriptores de telefonía celular, el número llama más la atención al observarse que esta cifra resulta de la cancelación de 6 millones 185,000 líneas y la incorporación de 2 millones 972,000. En telefonía fija, se aprecia un aumento neto de 1 millón 276,000 líneas, que resulta de la cancelación de 773,000 y el incremento de 2 millones 49,000 teléfonos fijos.

Desde luego, tal dinámica no apunta en dirección de la modernización y cambio en el gusto de los consumidores, toda vez que, en repetidas ocasiones, se ha señalado que serán los teléfonos celulares los que desplacen a los fijos y no a la inversa. En este contexto se explica la baja en el valor de mercado de la fortuna de Carlos Slim, que en el cuarto trimestre del año registró una disminución de 72,858 millones de pesos, con lo que hiló también cuatro reducciones consecutivas, que significaron una pérdida en su valor de mercado de 237,019 millones de pesos en el 2018.

De acuerdo con los reportes financieros más recientes de América Móvil (AMX) y el análisis de la Unidad de Inteligencia de El Economista, las reducciones en telefonía celular que más destacaron fueron las de Brasil, Estados Unidos y Centroamérica con 2.6, 1.4 y 1.6 millones de líneas, respectivamente. En tanto México destacó como el más importante en la contratación de nuevos servicios celulares, con 1.6 millones a lo largo de todo el 2018.

La explicación puede estar en que, más allá del gusto de los consumidores, se encuentra también la regulación que se ha implementado en cada uno de los países que opera, así como también el aumento y fortalecimiento de las empresas telefónicas en cada mercado. Si bien el tamaño de AMX es determinante en la evolución de la fortuna del empresario, la reducción de 71,030 millones de pesos en el cuarto trimestre del 2018 en su valor de mercado se vio compensada en parte por Grupo Carso, que en el mismo periodo incrementó su valor en 19,020 millones de pesos.

En Grupo Carso, aunque sus títulos en el mercado de valores retrocedieron 7.4% durante el cuarto trimestre del 2018, el aumento en ventas, de 4.2% en Grupo Sanborns y de 1.1 % en Grupo Condumex, alcanzó a compensar la caída en ventas de 10% en Carso Infraestructura y Construcción por la suspensión de proyectos relacionados con el NAIM, e incluso obtener una utilidad neta de 3,493 millones de pesos en el consolidado del grupo.

En Frisco, la empresa minera de Slim, la caída en los volúmenes de producción de oro y plata, las fuertes fluctuaciones en el precio y la volatilidad en el tipo de cambio peso-dólar se han traducido en incertidumbre para los inversionistas, propiciando que en el mercado de valores prevalezca la venta de sus títulos, que en el último trimestre del 2018 cayeron 27.8%, y en los últimos 12 meses, 56 por ciento. En términos de valor de mercado, recortó 5,091 millones de pesos a la fortuna de Slim entre octubre y diciembre del 2018 y, en todo ese año, 15,858 millones de pesos.

En el contexto económico en el cual se registró esta baja en el valor de mercado vale señalar que, durante el cuarto trimestre, en medio de la continua expansión económica en EU y las sólidas ganancias en los empleos, surgieron nuevamente temores sobre los aumentos inminentes de las tasas de interés por parte de la Fed, lo que llevó a una depreciación significativa de las acciones y otros activos financieros.

Aparte del real brasileño, que se recuperó en casi 4% de sus mínimos impulsados por las elecciones, todas las demás monedas en América Latina disminuyeron frente al dólar; el peso colombiano cayó en promedio 6.4% respecto al trimestre anterior y el peso mexicano, 4.1 por ciento.

Si bien el mexicano más rico del país no es propietario del total de las acciones de las empresas del Índice Slim, sí incide de manera importante en el diseño de sus estrategias de inversión, además de que es una referencia importante en los negocios, tanto en el país como fuera del mismo.