Fibra Macquarie México, fideicomiso de inversión y bienes raíces, completó su programa de refinanciamiento sin garantía de 159 millones de dólares, para ampliar el perfil de vencimiento de sus pasivos, al pasar de 4 a 4.8 años y mejorar su liquidez.

Bajo este nuevo programa de refinanciamiento, destinó 112.5 millones de dólares para repagar créditos garantizados con activos (inmuebles) del fibra de 47.7 mdd, con vencimiento octubre de este año.

Otros 62.8 mdd los usó para pagar parte de un crédito revolvente, así como intereses y costos de la operación, informó la emisora en un comunicado.

A la fecha, la deuda asociada con propiedades completamente poseídas asciende a 863.5 millones de dólares (alrededor de 17,029.2 millones de pesos), con vencimientos a partir del 2018 y hasta el 2020.

La operación permitió a Fibra Macquarie lograr un financiamiento de largo plazo, a tasa fija, con un costo promedio ponderado pro forma de 4.9% por año desde 5.1% anual al 30 de junio del 2016.

Para cubrirse de los riesgos de los movimientos en las tasas de interés, contrató coberturas (swaps) por 258 millones de dólares.

Aumenta su liquidez

Adicionalmente, la operación le ayudó a mejorar su liquidez, al obtener una línea de crédito de 258 millones de dólares, de los cuales 160 millones están disponibles para destinarlos a nuevas adquisiciones y usos corporativos generales.

Fibra Macquarie actualmente mantiene un programa de reciclaje de activos. Mediante un análisis elaboró una lista de propiedades que pondrá a la venta, con ello buscará maximizar sus ingresos.

El negocio del fideicomiso se enfoca en adquirir, arrendar y administrar un portafolio integrado por 294 inmuebles para uso industrial (naves y parques industriales), comercial (centros comerciales) y oficinas, con un total de 3,436 metros cuadrados de área bruta rentable.

Dichas propiedades registraron una ocupación promedio de 93% en el segundo trimestre de este año, donde se alojan un total de 1,145 inquilinos.