Madrid.- El grupo español de construcción y servicios FCC aumentó sus pérdidas en 2013 en 1,500 millones de euros, tras haber perdido 1,000 millones en 2012, debido a las provisiones y al coste de la reestructuración para hacer frente a la crisis.

Su volumen de negocio cayó 9.5% a 6,727 millones de euros y el excedente bruto de explotación (Ebitda) se contrajo 12.2% a 719.9 millones de euros.

Impactado por la crisis en España, donde el sector de la construcción se desplomó bruscamente en 2008, FCC tuvo que asumir en 2013 un coste de 1,680 millones de euros por el deterioro de activos, actividades interrumpidas y provisiones, precisó el grupo en un comunicado.

Entre estas pérdidas figura la quiebra de su filial austríaca Alpine.

"La contracción de la actividad en España, donde se acusa el fuerte ajuste de la inversión pública en infraestructuras, se compensó parcialmente con el crecimiento del 4.6% en los mercados internacionales, entre los que destaca América Latina" con un aumento 30.2%, explica el grupo.

Ante esta situación, FCC anunció recientemente la supresión de 785 de los 3,000 empleos de su departamento de Construcción en España, solo medio año después de haber eliminado otros 850 puestos.

Desde hace varios años, el grupo intenta reducir su dependencia de España, que atraviesa un difícil momento económico. En 2013, el 41.9% de sus ingresos se produjeron en el extranjero.

En julio, FCC anunció haber conseguido dentro de un consorcio el contrato para construir tres líneas de metro de Riad por un monto de 6,070 millones de euros.

El constructor también empieza a despertar el interés de inversores internacionales como el cofundador de Microsoft Bill Gates, que adquirió el 5.7% de su capital en octubre, y el multimillonario George Soros, quien, según la prensa española, compró el 3.1 por ciento.

Sin embargo, la deuda del grupo sigue siendo muy elevada, de 5,975 millones de euros a finales de diciembre, por lo que vendió el 51% de su división de Energía al fondo de inversión Plenium Partners.

mac