Exxon Mobil Corp reportó una caída de 49% en su ganancia del primer trimestre, la que incumplió con las estimaciones debido a los bajos precios del petróleo y el gas y la debilidad de sus negocios, lo que contrarrestó modestas utilidades vinculadas a la producción.

Las ganancias del mayor productor de petróleo de Estados Unidos disminuyeron en sus principales operaciones, entre ellas la producción de productos químicos y de petróleo y gas. Además, la empresa registró pérdidas en su negocio de refinación debido a mayores costos de mantenimiento y menores márgenes de ventas.

Las ganancias del primer trimestre cayeron a 2,350 millones de dólares o 55 centavos por acción, desde 4,650 millones de dólares o 1.09 dólar por acción, del periodo enero-marzo del año anterior.

Analistas esperaban que Exxon ganara 70 centavos por acción, según estimaciones de Refinitiv de Eikon.

Las acciones de la petrolera bajaban alrededor de 2.2% el viernes en Wall Street a las 1409 GMT.

"Claramente, este es un conjunto débil de resultados", dijo RBC Capital Markets en una nota a clientes, agregando que dado el sólido desempeño de la empresa en el cuarto trimestre, parecía que la suerte de Exxon estaba cambiando. "Claramente, el cambio está más lejos de lo que esperábamos y esperamos que esto conduzca a un bajo rendimiento en el corto plazo", agregó.

La producción de petróleo y gas de Exxon aumentó un 2% a 4 millones de barriles por día, en comparación con los 3.9 millones de barriles por día del mismo periodo del año anterior.

Su negocio de refinación, en tanto, perdió 256 millones en el primer trimestre, en comparación con una ganancia de 940 millones de dólares del mismo periodo del año pasado.

En tanto, el negocio de productos químicos ganó 518 millones, un 53% menos que las ganancias de 1,100 millones de dólares del mismo periodo del año pasado, mientras que su negocio principal, que bombea petróleo y gas, tuvo una utilidad de 2,900 millones de dólares, una baja de 18 por ciento.