Pese a que este año siguió siendo complejo por la contingencia sanitaria, el financiamiento canalizado a empresas de distintos sectores y bajo distintos instrumentos financieros, a través de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), siguió fluyendo y ya supera los 200,000 millones de pesos.

Así lo aseguró María Ariza, directora general del centro bursátil en conferencia virtual con motivo de la emisión de deuda de Engen Capital. Durante el evento la directiva subrayó que este ha sido un buen año, por lo que esta inercia “llevará a un 2022 más sólido, con buenas expectativas y buen pipeline de emisiones”.

“El 2021 lo cerraremos con el anuncio de una nueva colocación de acciones, que en México tanto necesitamos en esta coyuntura que ha sido muy compleja a nivel nacional e internacional (...) Hemos tenido muy buenas emisiones este año, tanto de nuevas emisoras, nuevos nombres que han sido resultado de varios años de trabajo y de emisores recurrentes que le han dado la oportunidad a Biva para hacer su emisión”, resaltó María Ariza.

La nueva emisora que arribará en febrero próximo a la plaza bursátil con una Oferta Pública Inicial de acciones es Globcash, dedicada al negocio de empeños, con operaciones en México y en Guatemala.

En este 2021, a través de Biva, se ha emitido deuda corporativa de corto y largo plazos, así como de bonos etiquetados. También se colocaron Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis).

Algunas emisiones que destacan son el lanzamiento del primer Bono Social de Recuperación y Reactivación Covid-19 por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 5,000 millones de pesos, así como los bonos verdes emitidos por Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), por un monto de 1,500 millones de pesos.

El Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) también emitió bonos temáticos bajo el sello social de género, con sus dos emisiones recaudó alrededor de 4,000 millones de pesos y Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) colocó su primer bono de género.

Bolsa, una opción real de financiamiento

María Ariza explicó que han encontrado empresas que ven ya a la Bolsa de valores como una “opción real” de financiamiento, por lo que continúan trabajando para atraer a más emisoras y buscando a nuevos inversionistas y colocadores.

Dijo que hay perspectivas positivas para México el próximo año y oportunidades de inversión. Además, hay empresas en confidencialidad que también esperan hacer un listado en Biva.

Javier Perochena, director de Relación con Emisoras en dicha Bolsa, en el mismo evento, subrayó que en estás últimas semanas del año están por concretarse nuevas emisiones, entre ellas, algunos fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibras), así como la colocación de deuda corporativa de largo plazo.

"Quedan algunas semanas este año, esperamos que sean movidas, traemos alguna colocación de deuda de largo plazo y algunos Fibras que están por salir a finales de este año y principios del próximo, cuatro Fibras en específico. Más que cerrar fuerte este 2021 vemos con muy buenos ojos lo que viene para el 2022", dijo Perochena.

judith.santiago@eleconomista.mx