Con un avance generalizado en el valor de mercado de las empresas que lidera, la fortuna de Carlos Slim alcanzó los 1.42 billones de pesos en el cuarto trimestre del 2016, 163,116 millones de pesos más que la cifra con que concluyó el tercer trimestre.

La empresa propulsora de este resultado fue América Móvil, con una aportación de 132,385 millones de pesos; le siguió Grupo Carso, con 13,762 millones de pesos, y en tercer lugar Grupo Financiero Inbursa, con 5,133 millones de pesos, principalmente.

Sin duda un mejor entorno económico en México en el último cuarto del año en ventas minoristas, recuperación de los precios de materias primas y el petróleo, así como la estabilidad en la inflación, apoyaron la mejora en los ingresos totales, 14.2% respecto del cuarto trimestre del 2016 y el mismo lapso del 2015, de acuerdo con cifras de la Bolsa Mexicana de Valores.

En la estructura por país, México aportó 24% de los ingresos de las empresas de Slim, seguido de Brasil, con 22%; Estados Unidos, con 16%, y Telekom Austria, con 9.4 por ciento. Sin embargo, los amagues de donald Trump como presidente de EU, principal socio comercial de México, sacudieron la paridad del peso frente al dólar, cuyo impacto sobre los resultados consolidados de las empresas de Slim fue considerable.

Tan sólo en el cuarto trimestre del 2016, la pérdida por fluctuación cambiaria en las empresas de Slim alcanzó los 18,838 millones de pesos, casi cinco veces lo registrado en el mismo trimestre del 2015. Y si consideramos todo el año, la pérdida en cambios es de 48,053 millones de pesos, que si bien es 43% inferior a la de un año antes, el impacto en el estado de resultados es considerable, pues la utilidad neta por 43,663 millones de pesos se ubicó 12% por abajo de la registrada en el 2015.

La conversión en dólares de la fortuna del empresario exhibe una de las variables que han erosionado su valor de mercado. Al cierre del cuarto trimestre se cotizó en 68,681 millones de dólares, 6.2% por arriba del trimestre anterior, pero 8.9% por abajo de la registrada un año antes. Ello revela también cómo la depreciación de 19.5% del peso frente al dólar afectó la fortuna de Slim.

Grupo Carso en el cuarto trimestre registró utilidades 66% por arriba del mismo trimestre de un año atrás, mientras que en el año la utilidad neta creció 54 por ciento.

Grupo Financiero Inbursa, reportó 40% de aumento en ingresos por intereses durante el cuarto trimestre del 2016 y un aumento en la utilidad neta de 116%, ambas respecto al mismo lapso del año anterior. En el acumulado para el año, los ingresos subieron 31% y la utilidad 6%, variaciones que reflejaron el crecimiento de la cartera total de crédito y de un mejor margen financiero.

Minera Frisco registró en el último cuarto del año un aumento de 15.5% en el precio de su acción, pero un avance de apenas 2.7% en los ingresos. En todo el 2016, el precio de la acción aumentó 90% y registró pérdidas por 4,331 millones de pesos, 14% por arriba de lo reportado un año atrás.

luis.caballero@eleconomista.mx

undefined