El precio del cobre tocó el lunes su cotización más baja en dos meses, debido a que una desaceleración en el crecimiento fabril del principal consumidor, China, afectó negativamente el panorama sobre la demanda del metal.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cotizó en 7,044 dólares la tonelada, tras caer a 7,030 dólares, su cotización más baja en dos meses. El metal cerró a 7,095 dólares el viernes y cedió 4% en enero, su mes más débil desde junio.

El crecimiento manufacturero de China cayó en enero a un mínimo de seis meses, golpeado por un debilitamiento en la demanda local y extranjera, lo que reforzó preocupaciones sobre una ralentización económica.

El crecimiento en el sector servicios de China también se ralentizó a un mínimo en cinco años en enero.

China es el principal consumidor mundial de la mayoría de los metales, con alrededor de 40% de la demanda de cobre refinado.

El volumen de las operaciones en el mercado del cobre fue escaso ante el cierre de los mercados chinos de acciones, bonos, divisas y futuros de materias primas del 31 de enero al 6 de febrero debido a las fiestas del Año Nuevo chino.

ORO SUBE

En contraste, el precio del oro subió luego de la jornada de ayer cerca de 1.6% tras un reporte del sector manufacturero estadounidense peor que lo esperado, el cual pesaba sobre el dólar y las bolsas globales, mientras la persistencia de los temores en torno a los mercados emergentes hacía que algunos inversionistas buscaran refugio en mercados más seguros.

El oro al contado alcanzó un máximo de sesión a 1,264.60 dólares la onza.

El oro interrumpió cinco semanas de alzas la semana pasada, con una caída de 2%, pero registró un aumento de 3.2% en enero -el primer incremento mensual en cinco meses- por la debilidad en las acciones globales golpeadas por preocupaciones sobre los mercados emergentes.

Los futuros del oro en el mercado estadounidense para entrega en febrero subieron 1.8%, a 1,262.20 dólares la onza.

Los mercados emergentes, el crecimiento económico en Estados Unidos y la iniciativa de la Reserva Federal de reducir su estímulo monetario siguen siendo cruciales para los movimientos del oro a corto plazo, dijeron analistas.

Los mercados en China, el principal comprador de oro del mundo, permanecerán cerrados hasta el viernes, mientras que Hong Kong, un importante centro de operaciones, no abrió el lunes.

Respecto a otros metales preciosos, la plata subió 1.4%, y se cotizó en 19.37 dólares la onza, mientras que el paladio perdió 0.3% a 699.10 dólares la onza.