El peso se ha comportado estable respecto de otras monedas como el dólar, pese a las noticias recientes, aseguró el director general de Banco Monex, Mauricio Naranjo.

“Realmente no hemos visto periodos de mucha volatilidad, el peso ha estado relativamente estable y no ha tenido gran impacto por las negociaciones del acuerdo comercial de América del Norte, pero seguramente ha tenido algo de incertidumbre por el proceso electoral que viene”, comentó el responsable de uno de los bancos que más operaciones realiza con divisas en el país.

El experto detalló que hasta ahora no se han presentado elementos que modifiquen la percepción del peso respecto del dólar. Incluso agregó que los mercados no han juzgado que existan razones que permitan modificar de forma drástica la cotización del peso frente al dólar.

El 29 de diciembre del 2017, el dólar se vendía en 19.6595 pesos, el 1 de junio se comercializó en 19.9145 pesos, lo que representó una depreciación de la moneda mexicana de 1.30% respecto del dólar en lo que va del año.

“No hay señales o condiciones que estén cambiando o la percepción de que vaya a cambiar las cosas. Los inversionistas han anticipado estabilidad”, explicó.

Contexto internacional

Naranjo dijo que la depreciación que sufrió el peso frente al dólar se debe a que la moneda de EU se apreció fuertemente respecto de otras monedas en el contexto internacional.

“Recientemente, el euro se depreció por Italia, el euro perdió algo de fuerza y el dólar se apreció”, recordó.

No queda claro, agregó, por qué el peso perdió terreno, si es por la depreciación de otras monedas o por cuestiones domésticas. “Lo destacable es que la lectura del mercado ha sido consistente y no se anticipa mayor incertidumbre”, explicó.

Monex atiende a más de 35,000 clientes, principalmente, importadores y exportadores.

El directivo comentó que no se ha registrado una situación irregular con los clientes. “El precio entre el dólar y el peso está dentro de lo normal; estamos atentos, pero normal”, añadió.

Lo importante desde su punto de vista es que los factores de incertidumbre no implican cambios en la actividad de los clientes o de las condiciones de mercado.

“No especulamos”

De acuerdo con Naranjo, el banco que representa no especula. “No estamos en el negocio de la especulación, no tomamos posiciones propias (del banco) en el mercado”.

A los clientes se les recomienda que no tomen riesgos cambiarios innecesarios y si requieren protegerse, existen las coberturas.

“El punto de vista saludable que recomendamos es no tomar riesgos innecesarios todos los días, no decimos si se depreciará o apreciará la moneda”, explicó en entrevista.

“Lo más sano, dijo, es cubrirse, tomar coberturas y parte de nuestro negocio es que las empresas tomen opciones, swaps, futuros, forwards. Vendemos esos instrumentos de forma importante, pero también los flujos comerciales del país están sólidos y no vemos que vayan a desaparecer”.

Monex anunció la semana pasada que se incorporó como socio del Continuous Linked Settlement, que es un sistema de liquidación del mercado cambiario en 18 monedas.

Naranjo destacó que después de mucho trabajo lograron ingresar a la Cámara de Compensaciones global.


eduardo.huerta@eleconomista.mx