Las acciones del portal de apuestas deportivas DraftKings subió 16% el viernes en su debut en NASDAQ, un día después de un acuerdo de fusión que la convirtió en empresa pública, incluso cuando el coronavirus suspendió los eventos deportivos en vivo que proporcionan gran parte de sus ingresos.

Markets Insider publicó el viernes que el primer día de negociación de la compañía llegó en un momento crucial para la industria deportiva mundial.

La pandemia de coronavirus ha congelado casi todas las ligas y eventos, salvo algunos torneos de deportes electrónicos y un partido benéfico de golf entre Tiger Woods, Phil Mickelson, Tom Brady y Peyton Manning.

La firma no está preocupada por el cierre, dijo su CEO, Jason Robins, ya que la demanda se recuperará una vez que termine la crisis de salud.

El cierre de deportes en vivo no ha impedido que DraftKings ofrezca nuevas oportunidades de juego. Las participaciones en los concursos de e-Sports de fantasía de la compañía se multiplicaron por 50 en marzo, cuando comenzaron los cierres por el Covid-19.

DraftKings también permite a los usuarios apostar en partidos virtuales que tienen lugar en juegos populares como Madden NFL.

El momento del debut también enfrenta una amenaza más amplia debido al panorama de inversión. DraftKings es una de las pocas compañías que cotiza en Bolsa en medio de la mayor volatilidad del mercado.

termometro.economico@eleconomista.mx