La cotización de los títulos del grupo danés semipúblico Dong Energy se disparó casi 10% en su primer día de negocios en la Bolsa de Copenhague, tras completar una Oferta Pública de Venta de acciones (OPV) de 17.4% de su capital.

Minutos después de que se hiciera oficial la salida a Bolsa, la mayor en la historia de Dinamarca, los títulos de Dong subieron hasta 258 coronas danesas (34.7 euros) frente a 235 (31.6) en que había sido cerrada la operación, lo que suponía una valoración de la compañía en 13,200 millones de euros.

Dong, considerado el mayor operador eólico marítimo del mundo, había fijado una horquilla de entre 200 y 255 coronas (entre 26.9 y 34.3 euros) por acción, cuando lanzó la oferta hace dos semanas.

Cerca de 10 % de las acciones, que permitirán recaudar un total de casi 7 millones de euros, ha sido colocado entre inversionistas privados daneses, mientras que el resto ha sido vendido a instituciones nacionales y extranjeras, informó Dong.

El Estado danés conservará el control de la compañía con 50.4% de los títulos, mientras que el banco estadounidense Goldman Sachs se mantendrá como segundo accionista, con 14.7 por ciento.

La nueva valoración de Dong tras su salida a Bolsa triplica la realizada hace dos años por el gobierno, cuando vendió algo más de un cuarto de sus acciones a un grupo encabezado por Goldman Sachs. La operación provocó en enero del 2014 la salida de un socio menor del entonces gobierno de la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, y críticas de expertos y políticos por considerar que las acciones habían sido vendidas a un precio muy inferior al real.

La venta a la que según los sondeos se oponía la mayoría de la población fue justificada por la necesidad de inyectar capital en la compañía tras pérdidas millonarias por el deterioro de valores en inversiones petroleras y gasísticas.

El crecimiento en su valor ha sido justificado por los directivos de Dong por la apuesta por la energía eólica, mientras que desde la rojiverde Lista Unitaria, cuarta fuerza parlamentaria, se ha hablado de escándalo y de atraco a plena luz del día .

El Parlamento danés había aprobado en el 2004 la salida a Bolsa de Dong, pero la operación fue aplazada de forma indefinida tras el estallido de la crisis financiera en el 2008.