El peso mexicano se depreció contra el dólar este viernes y cerró una semana negativa. La moneda local retrocedió en una jornada en la que los analistas attribuyeron las pérdidas al mayor nerviosismo relacionado con la deuda de Evergrande.

El tipo de cambio concluyó la jornada en 20.0640 unidades por dólar, contra un registro de 20.0310 unidades el viernes, con datos del Banco de México (Banxico). Esto singificó para nuestra divisa una pérdida de 3.3 centavos o 0.17 por ciento.

Este viernes, contra un cierre de 20.0350 unidades por billete verde ayer, el cruce se movió 2.90 centavos, equivalentes a 0.15 por ciento. El par se mantuvo durante la sesión entre un máximo de 20.1924 pesos y un mínimo de 20.0515 pesos.

 

El gigante China Evergrande Group debe 305,000 millones de dólares y se ha quedado sin liquidez, incumpliendo el plazo hasta hoy para pagar 83.5 millones de dólares y dejando la duda de si lo hará antes del periodo de gracia de 30 días.

Por otra parte, una cifra de ventas minoristas en México inferior a la esperada influyó en la depreciación del peso, al haber caído 0.4% en julio en comparación mensual y extendiendo una caída mensaul que sufrió en junio de 0.8 por ciento.

"El desempeño probablemente fue afectado por el deterioro adicional en las condiciones del virus, con los consumidores más cautelosos en sus decisiones de gasto", dijo Banorte en un reporte. "Anticipamos más vientos en contra", añadió. 

jose.rivera@eleconomista.mx