El Producto Interno Bruto de Alemania cayó -0.1% en el segundo trimestre del año, afectado por la guerra comercial entre Estados Unidos y el Brexit, lo anterior es el preámbulo de una recesión.

La curva de los rendimientos de los bonos del Tesoro en Estados Unidos se invirtió por primera vez desde el  2007, se pagaba una mejor tasa en los papeles a dos años que en los de 10 años.

La producción industrial de China creció a una tasa anual de 4.8%, menor al esperado de un repunte de 6%, el menor avance del indicador desde febrero del 2002.

Ante ese panorama, las bolsas en Europa registraron importantes descensos. El Dax en Alemania 2.9%, el Ibex-35 de España, 1.98%, el CAC 40 de Francia 2.08 por ciento. Lo mismo sucedió con el FTSE en Inglaterra, con -1.42%, entre otros.

Las bolsas europeas cayeron a un mínimo de seis meses el miércoles, ya que una inversión en la curva de rendimiento de los bonos gubernamentales de Estados Unidos, tras la publicación de débiles datos de grandes economías como Alemania y China, apuntó a una recesión inminente, dijeron expertos del mercado.

“Muchos inversores pueden mirar la inversión (de los rendimientos) y considerarla una señal de salida”, dijo Mike Loewengart, estratega de E*TRADE Financial Corp.

Los rendimientos de las notas a dos años del Tesoro aumentaron por encima del retorno del bono a 10 años, métrica considerada como una señal clásica de recesión. Eso hizo que los costos de endeudamiento del gobierno en Alemania cayeran a mínimos históricos.

“En China también se publicaron datos que fueron considerados poco favorables. Debido a que los indicadores económicos publicados durante la sesión señalan que la economía global está siendo afectada por la guerra comercial, los mercados financieros reaccionan negativamente”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y bursátil de Banco Base. Las ventas minoristas de dicho país, desaceleraron a una tasa anual de 7.6% en julio, luego de crecer en promedio cerca de 8.6% durante la primera mitad del año, explicó la experta.

Sigue el miedo

Jorge Gordillo, director de análisis de CIBanco, comentó que el miedo a una recesión económica global, basado  en la guerra comercial y avivado hoy por débiles datos económicos en China y Alemania, está detrás de la oleada vendedora a nivel global.

“Estas cifras las interpretan los inversionistas como un nuevo ejemplo de que las disputas relacionadas con el comercio global están dañando a las principales economías mundiales.

Los mercados fueron incapaces de mantener el optimismo que generó el acercamiento entre EUA y China y el retraso en la aplicación de aranceles”, dijo el experto.

Gordillo advirtió que lo anterior derivó en una búsqueda ágil de activos más “seguros”, en especial los bonos gubernamentales, sin embargo, destacó la presencia de una curva invertida, es decir, cuando los rendimientos de las tasas de largo plazo son menores a los de corto plazo, provocando una diferencia negativa.

“Históricamente, la curva en Estados Unidos se ha visto siempre como una señal de recesión y está por ver si sigue siendo el caso. Sin duda, el mundo parece un lugar menos seguro”, dijo Tim Graf, estratega de State Street Global Advisors. (Claudia Tejeda y agencias)

[email protected]