La demanda de oro se ubicó en 955.1 toneladas al cierre del segundo trimestre del 2021, con lo que acumula su tercer trimestre en recuperación después de haber tocado su punto más bajo en al menos 10 años.

Al cierre del cuarto trimestre del 2020, la demanda total de oro fue de 793.2 toneladas, su punto más bajo en los últimos 10 años, luego de que alcanzó un máximo de 1,312.5 toneladas demandadas en el cuarto trimestre del 2018, llegando a caer 40% en dicho periodo por los estragos de la pandemia del Covid-19.

Ahora la demanda del metal precioso se ubica en 955.1 toneladas, con lo que se ha recuperado 20% desde diciembre del 2020, aunque aún se mantiene 27% por debajo del máximo alcanzado en 2018.

El reporte de perspectivas para 2021 del Consejo Mundial del Oro indica que la inflación, la devaluación del dólar y una mayor exposición a activos de riesgo en las carteras, son factores que podrían impulsar a los inversionistas a agregar oro a sus portafolios y respaldar la demanda de los bancos centrales en la segunda mitad del año.

Sin embargo, se lee en el informe que si bien los consumidores también pueden beneficiarse de la recuperación y el retroceso de los precios, las variantes de Covid-19 pueden limitar la aceptación de las joyas de oro en mercados clave.

La demanda de oro en el segundo trimestre del 2021 para los bancos centrales fue de 199.9 toneladas, un incremento de 213.6% respecto de las 63.7 toneladas registradas en el mismo lapso del 2020, aunque aún 12.3% por debajo de las 227.8 toneladas demandas en el segundo tercio del 2019.

De acuerdo con el Consejo Mundial del Oro es probable que las tasas de interés sigan siendo un factor clave para el metal a corto y mediano plazo.

Sin embargo, el impacto negativo que podrían traer las tasas más altas probablemente se verá compensado por los efectos más duraderos y las consecuencias no deseadas de las políticas monetarias y fiscales expansivas creadas para respaldar la economía mundial.

Rendimiento

Al cierre de este martes, el precio del oro se ubicó en 1,814.30 dólares por onza, con lo que acumula una ligera pérdida de 4.80% en lo que va del 2021, y se encuentra 13.74% por debajo de su precio máximo registrado de 2,103.20 dólares por onza el 6 de agosto del 2020. Además, el precio del oro se ha recuperado 7.8% tras alcanzar su mínimo de 1,682.90 dólares por onza el 8 de marzo de este año,

En el informe se explica que la recuperación económica mundial y el reciente retroceso de los precios deberían continuar apoyando la demanda de los consumidores de oro.

“En China, por ejemplo, el estímulo gubernamental, las promociones de ventas y los patrones estacionales sugieren un mayor consumo de oro durante el segundo semestre. Sin embargo, en contraste, los aumentos repentinos en los casos de Covid-19 debido a nuevas variantes están afectando significativamente a mercados clave como India”, se lee en el reporte del Consejo Mundial del Oro.

ariel.mendez@eleconomista.mx