Factores como el mal desempeño de la economía mexicana, la debilidad en el consumo y las inversiones en remodelaciones de tiendas fueron los elementos que influyeron para que el precio de las acciones de las cuatro grandes cadenas de tiendas de autoservicio cayera a lo largo del 2014.

De acuerdo con los estimados de los analistas, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2014 debe oscilar entre 2.1 y 2.6%, como reflejo de un bajo dinamismo en la economía, lo cual se tradujo en una baja demanda en las tiendas de autoservicio.

A lo largo del 2014 y en lo que va del primer mes de este año, la acción más castigada ha sido la de Soriana, la cual lleva un retroceso de 21.36%, al pasar de 46.54 pesos por título del 31 de diciembre del 2013 a 36.60 pesos por acción el lunes 26 de enero, debido a una mayor disminución de los ingresos por las remodelaciones en sus tiendas.

De acuerdo con un analista de Ve por Más (BX+), la acción de Soriana fue la más castigada por los gastos adicionales que no se tenían contemplados, así como por la disminución de los ingresos en las tiendas que fueron remodeladas a lo largo del año.

La segunda acción más castigada fue la de Comercial Mexicana con una disminución de 11.88%, de 55.90 a 49.26 pesos por título.

A ambas firmas se les vincula con una próxima operación de compraventa, aunque en reiteradas ocasiones se han limitado a decir que continúan en un proceso de analizar alternativas estratégicas.

Por otra parte, Walmart de México y Centroamérica (Walmex) tuvo una caída en el precio de su acción de 10.68%, al pasar de 34.26 a 30.60 pesos por título.

Chedraui cayó 6.63%, luego de valer 46.13 y pasar a 43.07 pesos por acción, en igual periodo.

De acuerdo con cifras al tercer trimestre del 2014, Soriana registró ingresos por 73,098 millones de pesos, utilidades por 2,406 millones de pesos, deuda total por 33,544 millones de pesos y EBITDA por 4,916 millones de pesos.

Comercial Mexicana, en el mismo periodo, tuvo un EBITDA de 3,121 millones de pesos, ingresos por 35,816 millones de pesos, utilidades por 1,584 millones de pesos y una deuda total por 11,449 millones de pesos.

Walmex, en los primeros nueve meses del 2014, reportó un EBITDA por 27,919 millones de pesos, ingresos por 312,815 millones de pesos, utilidades por 20,038 millones de pesos y una deuda total por 87,872 millones de pesos.

Chedraui, en el mismo periodo, reportó un EBITDA por 3,452 millones de pesos, ingresos por 51,068 millones de pesos, utilidades por 1,273 millones de pesos y una deuda total por 22,581 millones de pesos.

Sigue la incertidumbre

A decir de algunos analistas, a los inversionistas no les han gustado mucho los rumores de la compraventa de Comercial Mexicana. Desde principios del año pasado, esta información ha estado presente.

Tan sólo en octubre, La Cómer llegó a un acuerdo con Grupo Gigante para la venta de su cadena de restaurantes California, por 1,061 millones de pesos.

José Calvillo, director de Finanzas de Comercial Mexicana, comentó en ese entonces que en caso de no concretarse la operación de compraventa, la empresa del pelícano tendría un crecimiento muy rápido, debido a que cuenta en caja con 2,500 millones de pesos actualmente, así como con más de 1,000 millones de pesos por la venta de sus restaurantes.

Autoservicios

pablo.chavez@eleconomista.mx