El presidente de Central de Corretajes (Cencor), Santiago Urquiza, aseguró que el Grupo Bolsa Mexicana de Valores se beneficiará con la puesta en marcha de una nueva Bolsa de valores en el país.

El hombre detrás del proyecto de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), el nuevo centro bursátil que arrancará operaciones en marzo próximo, sostuvo que uno de los beneficios se ha visto con la cotización de sus acciones, pues a pesar del anuncio de que tendría su primer competidor en este siglo, no se ha visto afectada, por el contrario, se ha mantenido con ganancias.

Fue el 29 de octubre del 2015 cuando Cencor dio la noticia acerca de sus planes para crear Biva. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorgó la concesión indefinida el 29 de agosto pasado. Desde entonces, los títulos de Grupo Bolsa acumulan un rendimiento de 24%, al pasar de 28.49 pesos por unidad a 35.28 pesos, en los que concluyó en la cotización de este lunes.

En lo que va de este año, y a unas cuantas semanas de que comience la nueva competencia bursátil en el país, las acciones de Bolsa en el mercado local acumulan ganancias de 4.2 por ciento.

Confianza

“Hay vida después de la competencia y creemos que el mercado va a crecer, incluso se va a beneficiar la BMV”, consideró el presidente de Cencor, firma de corretaje financiero.

Enseguida dijo que confía en iniciar con sus servicios en marzo próximo, pues de acuerdo con las disposiciones reglamentarias, la Biva tiene hasta el 23 de marzo como plazo para comenzar a operar.

Urquiza reiteró su confianza en que la operación del mercado de valores pasará de 3,500 millones de pesos de operación diaria a 20,000 millones, esto debido a que “la competencia hace más atractivo al mercado”.

Respecto al número de emisoras listadas, expuso que es razonable ver la entrada de por lo menos 50 empresas en los próximos tres años, para llegar a un universo de 200.

Incluso estimó que las compañías privadas que registren ventas superiores a 500 millones de pesos estarían entre las candidatas.

intentos de cabildeo

“Está cambiando el ecosistema, van a venir varias empresas al mercado. Está el capital privado financiando muchos proyectos, las de mayor tamaño tienen la posibilidad de salir al mercado y creemos que por ahí pueden venir unas 40 emisoras en los próximos tres a cinco años porque son empresas que tienen un gobierno corporativo y que les será relativamente fácil dar el paso.

“Los beneficios se van a ver relativamente pronto. Estamos teniendo contacto con las empresas, hicimos un evento con las emisoras en donde presentamos el nuevo índice el pasado 31 de octubre”, detalló.

“Poco a poco estamos empezando a platicar con ellas (las emisoras), lo que es primordial es que inicie operaciones Biva, entonces a medida en que se acerquen las fechas vamos a tener contacto más directo, uno a uno con todas las empresas que están listadas”, sostuvo el promotor de la Bolsa Institucional de Valores.

Sin precisar detalles, aseguró que las empresas de media y grande capitalización que actualmente operan en la BMV han manifestado su interés en la oferta de Biva. “Traemos una oferta completa y creemos que sí hay muchos interesados en oírnos”, sostuvo.

Urquiza es optimista y tiene esperanzas en que su oferta, que calificó de “competitiva” a la actual, convencerá a los empresarios del país de que uno de sus mejores socios es el mercado público.

“Estamos centrados en hacer una mejor oferta, hacer el proceso más sencillo, más económico, con más información de mercado, con más sistemas, con mayor divulgación de las empresas, de promoción para nuevos inversionistas, con inteligencia de mercado.

“Por la parte de precios, estamos ofreciendo un descuento contra lo actual, pero el mayor valor que creemos que estamos ofreciendo en la operación y en el listado es en la mejora de valor agregado”, puntualizó el presidente de Cencor.

tecnología de punta

Según Urquiza, Biva tiene una imagen fresca y cuenta con el respaldo de la plataforma tecnológica de Nasdaq, la Bolsa electrónica más grande de Estados Unidos.

Destacó además que una parte relevante de que operen dos bolsas de valores en México es la continuidad del mercado, con ello se elimina el riesgo de la funcionalidad, porque si se interrumpe o cae el sistema de alguna, la otra estará funcionando.

Se espera que cuando Biva suba el switch, las empresas actualmente listadas en la BMV cotizarán en ambos centros bursátiles, aunque cada una tendrá que decidir en cuál va a quedar listada.

“Creemos que en 10 días una empresa que esté listada en la BMV puede cambiar su listado principal a Biva, esto requiere de la aprobación del consejo de administración y de la notificación a ambas bolsas. Va a ser un proceso muy sencillo para que la competencia sea efectiva”, dijo.

La Biva, cuyo proyecto requirió de una inversión de 650 millones de pesos, tendrá tres fuentes de ingresos: 25% por la operación, 50% del listado de empresas y otro 25% de la venta de información, reveló Urquiza.

La Biva creó un indicador bursátil que a septiembre estaba representado por 57 emisoras, entre las que se encuentran fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras).

Biva hará su debut en año electoral y en un entorno en el que México renegocia con sus socios comerciales de EU y Canadá un acuerdo que ha estado vigente por 24 años.

Sobre ello, Santiago Urquiza afirmó: “Lo que pase en estos próximos seis meses no es vital para la viabilidad de Biva porque es un proyecto de largo plazo”.

[email protected]