Es la primera vez en la historia de la democracia española que triunfa una moción de censuraen el Parlamento. Con 180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha ganado la moción contra Mariano Rajoy y ha sido automáticamente investido presidente del Gobierno de España. Desde que nació el Ibex 35 en 1992, la Bolsa española siempre ha bajado el día después de una elecciones generales, salvo cuando José Luis Rodríguez Zapatero continuó su mandato en 2008. Hoy, sin elecciones generales, ha cambiado el presidente del país, y el Ibex 35 sube en torno al 2 por ciento.

Los analistas destacan que el correctivo de las últimas sesiones se debe sobre todo a la complicada formación de gobierno en Italia, y no tanto a lo acontecido en España. No obstante, explican que sería lógico que en las próximas semanas los mercados se mantuvieran cautos ante la lógica incertidumbre que genera un nuevo escenario político.

Por lo pronto, los inversores internacionales no parecen demasiado preocupados por el cambio político en España, dado que la opinión generalizada es que no afectará al sólido crecimiento de la economía. Que Pedro Sánchez haya prometido mantener los Presupuestos Generales del Estado de 2018 ha ayudado sin duda a que el mercado crea que se mantendrá la estabilidad en el país. Con todo, es posible que hasta que se aclare la situación y se concrete cuándo habrá nuevas elecciones algunos inversores se alejen de la Bolsa española, dicen los expertos.

Seis años y medio después de haber llegado al Gobierno, Mariano Rajoy, está a punto de abandonar la Moncloa, dos años antes de finalizar la Legislatura. Cuando Rajoy ganó las elecciones anticipadas el 20 de noviembre de 2011 a José Luis Rodríguez Zapatero, al día siguiente el Ibex 35 se dejó un 3.47 por ciento. En aquel momento, el país se encontraba en plena crisis económica y de deuda.

Rajoy volvió a ganar el 20 de diciembre de 2015, en las primeras elecciones con Felipe VI como Rey, y el selectivo español retrocedió un 3.62 por ciento. Estos comicios se recordarán por la irrupción de dos nuevos partidos políticos en el Congreso de los Diputados (Podemos y Ciudadanos), la investidura fallida de Pedro Sánchez y el fracaso de los partidos políticos para lograr un Gobierno, lo que provocó la convocatoria de una nueva cita con las urnas el 26 de junio de 2016. Venció Rajoy y el Ibex 35 retrocedió un 1.82 por ciento.

La mayor caída del principal índice español se produjo en una sesión poselectoral se produjo el 3 de marzo de 1996 con la llegada del entonces líder del PP, José María Aznar. El Ibex 35 perdió el 5.23 por ciento. Sustituyó al socialista Felipe González, que se había visto obligado a adelantar elecciones después de que su socio de gobierno Convergencia i Unió rompiera el pacto de legislatura. En los comicios anteriores, los del 6 de junio de 1993, en los que los socialistas de González volvieron a ganar, el Ibex bajó un 1.74 por ciento.

En la reelección de Aznar el 12 de marzo de 2000, esta vez con mayoría absoluta, el Ibex 35 registró una caída del 1.62 por ciento. En las elecciones del 14 de marzo de 2004, apenas tres días después de los atentados terroristas del 11M en Madrid, la Bolsa cayó con fuerza: un 4.14 por ciento. El PSOE liderado por José Luis Rodríguez Zapatero ganó con una ventaja del 4.9% al PP liderado por Mariano Rajoy.

La única vez que el Ibex subió tras unas elecciones generales fue el 9 de marzo de 2008, cuando continuó Zapatero. Aunque levemente, el Ibex 35 se anotó un 0.28 por ciento.

erp