Las acciones de Citigroup (C) muestran un potencial alcista de 20%, lo que deja impresionado a los analistas ya que es señal de que uno de los mayores bancos del mundo está cambiando su modelo de negocio.

Citi, el tercer banco más grande en los Estados Unidos, medido por capitalización bursátil, está reduciendo las inversiones no líquidas para cumplir con las nuevas reglas que limitan la toma de riesgos en la banca. Además, Citi está considerando la venta de una participación de 1,000 millones de dólares en un fondo de capital privado. En este sentido, si bien esta medida podría ser un lastre en el rendimiento a corto plazo, hay un alto potencial para conseguir retornos de Citigroup. La compañía necesita cambiar su modelo de negocio, y este movimiento muestra que va por el camino correcto.

El precio de la acción de Citi ha alcanzado niveles interesantes para la inversión y hay señales para más repuntes. No obstante, los fundamentales son el principal conductor detrás de esta decisión que podría aumentar el valor hacia el lado positivo.

Actualmente, el retorno esperado para los títulos de Citi en los próximos 12 meses es de un 8.2%, comparado con el 7.1% de Bank of America, adelantándose a sus competidores. Por tanto, basado en el retorno de la acción así como en otros fundamentales, se les otorga a las acciones del banco un potencial alcista del 20%, además de considerar que actualmente se encuentra definitivamente infravalorado.

fondos@eleconomista.com.mx