la minorista Chedraui le apostará el proximo año a las tiendas de proximidad, los supercitos, que son locales de  250 metros de piso, los más pequeños del grupo, dijo Alfredo Chedraui López.

El director de Inmobiliarias del Grupo Comercial Chedraui comentó que la cadena de tiendas de autoservicio tiene planeado para el próximo año invertir alrededor de 3,000 millones de pesos, con la perspectiva de utilizar 75% de estos recursos en los nuevos formatos que ofrece al mercado.

Bajo dicha expectativa, los analistas del sector de consumo estiman un precio objetivo promedio de 46 pesos en la acción de Chedraui para los próximos 12 meses, actualmente cotiza en 37.13 pesos, lo que implicaría un crecimiento potencial de 23.82 por ciento.

Detalló que en el 2018 Chedraui plaea abrir 50 unidades, delas cuales la mitad serán en la Ciudad de México y la otra parte, en el interior del país.

Explicó que busca que los nuevos formatos que son más ágiles se ubicarán en colonias populares, avenidas principales y calzadas comerciales donde las personas podrán encontrar productos básicos para hacer su despensa completa.

Credraui reconoció en su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores que comptie con los grandes formatos de tiendas de la competencia y también con las tiendas de conveniencia y el mercado informal.

Alfredo Chedraui López comenzó a trabajar en la empresa familiar desde el 2005, es accionista y es hijo de Alfredo Chedraui Obeso, presidente de Grupo Comercial Chedraui.

otros formatos

El directivo mencionó que en el primer semestre de este año inauguró tres tiendas Supercito: dos en Ecatepec, Estado de México, y una en la Delegación Gustavo A. Madero en la Ciudad de México, al tercer trimestre ya contaban con nueve unidades de ese formato.

Además del Supercito, el grupo maneja Súper Che, otro formato de tamaño pequeño, de 1,000 metros cuadrados de piso de venta. Al cierre de septiembre del 2017, Chedraui contaba ya con 10 unidades de este formato.

Chedraui detalló que al cierre de septiembre de este año, la emisora tenía 249 tiendas en sus distintos formatos con un piso de venta en México de 1.320 millones de metros cuadrados, mientras en Estados Unidos tiene 58 unidades.

FUERTE COMPETENCIA

El sector de autoservicios en México se caracteriza por una competencia intensa y una creciente presión sobre los márgenes de utilidad, por lo que el número y tipo de competidores así como el grado de competencia varían dependiendo de los precios y, en menor medida, de la ubicación, destaca Chedraui a los inversionistas en la BMV.

Chedraui se enfrenta a una fuerte competencia de otros operadores de supermercados, como Walmex, Soriana y Comercial Mexicana. Además de competir con tiendas pequeñas y abarrotes, tiendas de conveniencia y mercados ambulantes.

La adopción por los competidores de formatos de tienda innovadores, estrategias de precios agresivos y los métodos de venta de autoservicio, tales como Internet, además de importaciones ilegales y el mercado informal, pudieran hacer a Chedraui perder participación en el mercado y causar un efecto significativo adverso al negocio, situación financiera y resultados de operaciones.

La posición competitiva de la empresa se debe en gran medida al compromiso de proporcionar a los clientes precios más bajos, producto a producto, dicen a los inversionistas.

En los últimos años, competidores como Walmex han establecido una guerra de precios bajos, obligando a Chedraui a reducir más los precios, incrementando la presión sobre los márgenes operativos.

En su guía de resultados del 2017, Chedraui estimó una inversión en activos en 2.1% de los ingresos consolidados, en los cuales, se contemplaba la apertura de dos sucursales en EU y 25 en México, 35% en tiendas Chedraui y 65% en formatos de menor tamaño.

éxito en eu

El director Inmobiliario explicó que el éxito que tuvieron en el mercado de Estados Unidos se basó en que no se nació como una tienda de autoservicio de formato mexicano, dirigido al mecado latino, actualmente representa 29% del total de los ingresos. Nació con un concepto diferente, operado con las bases de Chedraui, el de tener el precio más bajo del mercado, “eso fue la diferencia”.

El éxito del negocio, expuso, está sujeto en gran medida a los ciclos de las economías de México y EU. La desaceleración de la economía mexicana pudiera impactar directa y adversamente en el poder adquisitivo del mercado objetivo, principalmente de la clase media a baja.

Los cambios en la actividad económica de México y Estados Unidos pudieran afectar al negocio, resultado de operaciones, perspectivas y situación financiera.