Los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada menos a lo proyectado, mientras que los de gasolina retrocedieron inesperadamente y los de destilados subieron con fuerza, reveló este miércoles la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo bajaron 809,000 barriles, a 377.39 millones, frente a una previsión de una caída de 1.2 millones de barriles, según datos de EIA.

En tanto, los inventarios de gasolina cayeron 1.82 millones, a 205.91 millones de barriles. El mercado esperaba un alza de 1.2 millones.

Por su parte, las reservas de destilados subieron 2.62 millones de barriles, a 123.53 millones, cuando los expertos preveían un incremento de 1.5 millones.

Los futuros del petróleo Brent recortaron sus ganancias y el crudo en Estados Unidos pasó a negativo por breves momentos tras el reporte de la EIA.

Rob