Los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) sabrán sobreponerse al entorno actual, considera Quantit, empresa de valuación independiente.

La valuadora destaca que tendrán mejores números los CKD con rendimientos mayores y menos sensibles al riesgo en el mercado.

Sin embargo, reconoce que para este año los CKD podrían tener un año más volátil debido a la incertidumbre que se vive actualmente en los mercados financieros.

Quantit refiere que el nivel de riesgo en el país aumentará, ya que la volatilidad prevalecerá en los mercados nacional e internacional, con lo que los inversionistas tenderán a ser mucho más cautos en sus inversiones.

Los sectores inmobiliario, de capital privado e infraestructura serán estratégicos, ya que son los que reaccionarán de forma positiva y podrán tener mayor crecimiento , indica el análisis.

El análisis agrega que el sector inmobiliario será de los más beneficiados, ya que es uno de los únicos sectores que cuando los inversionistas institucionales invierten en él, más de 60% de las rentas inmobiliarias (naves industriales, oficinas, centros comerciales, de vivienda) son en dólares, por lo que están cubiertos contra el desliz del tipo de cambio y, en ese sentido, lo que buscan es esa protección, es decir, que si invierten no disminuya su capital al haber una devaluación.

En lista de espera

Quantit adelanta que actualmente están en proceso de solicitud alrededor de 20 CKD y dos fibras, de los cuales se espera la salida de cuando menos 10 este año, mayoritariamente inmobiliarios, de infraestructura, industrial y de servicios, respectivamente. En los últimos dos años se llevaron a cabo 34 emisiones de Certificados de Capital de Desarrollo, de las cuales 19 fueron en el 2015 y 15 en el 2016.

Para Quantit, el comportamiento de las emisiones de CKD ha estado creciendo hasta el año 2016, donde se colocaron cuatro menos que en el 2015, que tuvo un total de 15 CKD nuevos; sin embargo, el 2016 superó en 50% la expectativa mínima que se tenía de 10 CKD nuevos. Los sectores con mayor emisión entre el 2015 y el 2016 han sido emitidos por fondos de capital privado con 10 emisiones de CKD y una inversión inicial de 5,327 millones de pesos y, por otro lado, el sector de bienes raíces con ocho emisiones e inversiones iniciales de 7,163 millones de pesos.Los CKD en el 2016 tuvieron 90 llamadas de capital que, en conjunto, han inyectado en sus proyectos 7,379 millones de pesos y en el 2015 fueron 69 llamadas para un total de 5,796 millones de pesos.

En lo que va del 2017 ya son ocho llamadas de capital para un total de 1,903 millones de pesos obtenidos. Quantit informó que los pagos de capital y rembolsos, en el 2016 hubo 32 pagos con rembolsos que en conjunto fueron por 14,919 millones de pesos a sus inversionistas; en el 2015 fueron 20 pagos para un total de 6,584 millones de pesos, mientras que en el 2017 van acumulados seis pagos para un total de 645 millones de pesos.

CKD de infraestructura e inmobiliarios, los más rentables

Los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) que fondean proyectos de bienes raíces y de infraestructura registraron los mayores rendimientos entre septiembre del 2015 e igual mes del 2016; mientras que el de energía ha presentado minusvalías.

Datos del índice general PiP CKD´s-TR, que mide el desempeño de 66 Certificados que operan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el sector de bienes raíces, con 20 emisores, acumuló un rendimiento de 12.20%, mientras que los ocho de infraestructura presentaron un beneficio de 8.36%, en dicho periodo.

El de energía, en donde se listan nueve diferentes administradores, se han registrado minusvalías por 12.40 por ciento. Éste es considerado uno de los sectores económicos del país más prometedores para detonar inversiones, luego de que se aprobara la reforma energética en el 2014.

El sector de energía se ha quedado rezagado debido a los problemas con el petróleo , expuso un análisis de PiP Latam, firma de valuación de activos financieros independiente. Entre los CKD del sector de bienes raíces están Grupo Inmobiliario IGS, Prologis y Finsa; mientras que el sector de infraestructura se cuenta a Red de Carreteras de Occidente, Macquarie, I Cuadrada e Infraestructura México, que ha sido el más grande levantado en el mercado de valores por monto colocado de 35,100 millones de pesos, considerando la coinversión de su socio la Caja de Depósitos e Inversiones de Québec.

Los vehículos dedicados a financiar proyectos del sector de energía están Axis, quien ha emitido tres CKD, Riverstone y el más reciente emisor, Balam Fund, entre otros.

Datos de la Bolsa Mexicana de Valores muestran que el capital colocado desde el 2009 a través de los CKD suma 120,158 millones de pesos, de los que 94,314 millones de pesos han sido por colocaciones iniciales y 25,844 millones bajo mediante llamadas de capital (emisiones subsecuentes según necesidades de inversión de los administradores del vehículo).

Al 2 de diciembre del 2016, las inversiones ascendieron a 85,607 millones de pesos, equivalente a más de 70% del total recabado, beneficiando a más de 343 empresas y proyectos. Los Ckd son instrumentos financieros que se colocan en el mercado bursátil mexicano y ofrecen rendimientos a inversionistas institucionales con visión de largo plazo como son las afores. Los recursos captados se utilizan para proyectos o inversiones de los sectores infraestructura, inmobiliario, minería, desarrollo de tecnología, capital privado y de empresas especializadas.

[email protected]