A las 10:30 GMT, los futuros del crudo Brent subían 33 centavos, a 44.47 dólares por barril. El referencial internacional aún acumula una baja de más de un 10% este mes y de un 22% en el año, luego de caer desde hasta 115 dólasres por barril en el 2014.

"La gente ve el petróleo en esos niveles tan bajos y quiere entrar al mercado", dijo Hans van Cleef, economista de energía con ABN Amro en Amsterdam. "Algunos se centran en la perspectiva de que aumentará la demanda, pero el exceso de abastecimiento limita los avances".

Los futuros del petróleo en Estados Unidos ganaban 3 centavos, a 40.78 dólares por barril. El contrato bajó de los 40 dólares el barril el miércoles por primera vez desde agosto.

Los operadores se preparan para otra baja de los precios hacia marzo del 2016, según sugieren datos del mercado, debido a que lo que se espera que sea un invierno boreal inusualmente cálido reducirá la demanda por petróleo, justo en momentos en que las exportaciones iraníes llegarán a los mercados globales tras el levantamiento de sanciones.

En general, los mercados petroleros continúan sobreabastecidos y la evidencia más visible de eso es el incremento de las existencias en Estados Unidos.

Los inventarios de crudo en dicho país aumentaron en 252,000 barriles la semana pasada, a 487.3 millones de barriles, cerca de máximos históricos, dijo la Administración de Información de Energía (AIE), lo que remarcó que se está produciendo más petróleo de lo que se necesita.

El segundo mayor productor de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), Irak, comenzó a vender algunos grados de crudo con precios tan bajos de hasta 30 dólares el barril, dijeron fuentes comerciales, lo que presionaba aún más a los futuros.

fondos@eleconomista.com.mx