Minera Autlán planea emitir hasta 2,000 millones de pesos de deuda con carácter revolvente, con el fin de cubrir sus gastos relacionados con la inversión y mantenimiento de sus plantas, así como fondear su capital de trabajo.

En su solicitud enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la emisora precisa que del monto total que espera recabar entre el público inversionista será por 1,500 millones de pesos con la opción de realizar reaperturas hasta agotar la totalidad de los recursos captados.

La oferta pública primaria de certificados bursátiles tendrá una vigencia de cinco años y pagará una tasa de interés variable. La operación está prevista para este mes, aunque el documento no especifica el día de la emisión.

Minera Autlán expuso en el prospecto preliminar de colocación que la venta de certificados bursátiles fiduciarios estará garantizada con los recursos que capte con el cobro de las facturas que emita. Para cubrir el riesgo de mora prolongada (de seis meses) en el pago de las facturas, la empresa aseguró aproximadamente 80% de éstas.

El programa revolvente por hasta 2,000 millones de pesos recibió una alta calificación AA/M(e) , con perspectiva estable, por parte de la agencia calificadora Verum, quien consideró que los flujos futuros que generaría el emisor son estables y seguros.

En los recientes cuatro años de la minera Autlán sus ingresos han promediado un alza de 3.1%, ello aún previendo un escenario desfavorable para el mercado del acero y ferroaleaciones de manganeso, cuyos precios han mostrado alta volatilidad.

Los insumos que vende son considerados estratégicos y claves para la operación de sus clientes, por lo que Autlán tiene la capacidad de frenar el suministro de productos y, consecuentemente, retrasar la operación de estas empresas en el momento que se alargara de manera considerable el pago de la factura , consideró Verum como una más de las fortalezas de la minera.

judith.santiago@eleconomista.mx