Atlas Discovery México, el fondo de capital privado que opera en el país desde el 2003, planea emitir un certificado de capital de desarrollo (CKD) en la Bolsa Mexicana de Valores por hasta 5,000 millones de pesos, bajo el mecanismo de llamadas de capital, a un plazo de 10 años.

Información del prospecto preliminar refiere que la oferta pública será restringida, de tipo nacional y primaria, cuyo monto inicial se realizará por hasta 1,000 millones de pesos.

El fondo buscará invertir el capital en el crecimiento de empresas privadas de los sectores de educación, salud, transporte, logística, consumo y manufactura.

La emisión tiene como intermediario colocador a Merrill Lynch México Casa de Bolsa y como agente estructurador a 414 Capital, firma de servicios de consultoría y asesoría financiera corporativa.

Ésta sería la tercera ocasión en que Discovery estaría acudiendo al mercado de valores de México a levantar un CKD.

El fondo de capital privado fue de los primeros en levantar un CKD. Su primera emisión fue en diciembre del 2009, cuando surgieron estos instrumentos, con un monto levantado por 1,161 millones de pesos.

Cinco años después, en diciembre del 2014, colocó otro CKD, por 1,548 millones de pesos, de un monto máximo de hasta 2,037 millones de pesos.

Información de la compañía muestra que Discovery, desde el 2003, ha constituido y administrado seis vehículos de inversión, los cuales en conjunto suman 344.7 millones de dólares de activos administrados.

Del total de los recursos levantados por Atlas Discovery, ha invertido 275.3 millones de dólares en siete empresas.

Respecto de los seis vehículos de inversión levantados, cuatro están en proceso de desinversión. Los restantes tienen comprometido el total de sus recursos disponibles para invertir.

A la fecha, el portafolio por desinvertir representa un valor de mercado de 412.8 millones de dólares, de los cuales 229.2 millones de dólares corresponden a acciones que cotizan en los mercados de valores, sin considerar dos vehículos invertidos en el último año.

judith.santiago@eleconomista.mx