Consorcio Ara tratará de convencer a los inversionistas de que crean en su proyecto y por lo tanto, compren sus acciones, para ello, llevará a cabo un roadshow  que será este mismo año.

La directora de relación con inversionistas de la viviendera , Alicia Enríquez, comentó que este año “está en nuestros planes hacer un roadshow, para promocionar la acción. Eso podría ayudar a la empresa”.

La semana pasada, la viviendera dio a conocer su guía de resultados del 2017, previo a su informe trimestral, en la cual estima un incremento en sus ingresos del 9%, a 8,320 millones de pesos, además de un crecimiento en flujo libre de efectivo de poco más de 1,150 millones,  lo que representaría un crecimiento de 91.66 por ciento.

Después de la crisis de vivienda del 2013, el sector se vio pulverizado, al menos así lo consideran los analistas.

Además de creer que Consorcio Ara es la compañía que más se ha defendido, pues es la única de las vivienderas antiguas que no dejó de vender unidades.

“La competencia ha reducido su operación. Ara no y eso es una ventaja, su administración ha sido muy conservadora y cuidadosa, lo que les ha permitido estar en una operación positiva”, explicó Ignacio Cedillo, analista de Bursamétrica.

“En un análisis del 2014, el segmento residencial representaba 6% del total y en los últimos 12 meses la cifra aumentó a 14%, el crecimiento es importante y el precio promedio de una vivienda residencial puede ser hasta 5-6 veces más que la de interés social”, dijo Rafael Camacho, analista de Banco Ve por Más (BX+).

Destacó que Ara ya no es como las antiguas empresas que construían entre 5,000 o 20,000 casas en un trimestre. La estrategia ahora es atender a un segmento mucho más rentable.

A decir de Alicia Enríquez, responsable de la relación con inversionistas de Ara,  las nuevas vivienderas que operan en la BMV tienen un nuevo modelo de negocios, en el que ya no dependen solamente de subsidio, además de presentar una mayor diversificación.

“En términos generales, somos más prudentes, más sanas financieramente y por eso sobrevivimos a la crisis del 2013”, citó.

Rafael Camacho, mencionó que uno de los puntos importantes de la viviendera es que tenía una buena posición en caja, pues, financieramente, lo hicieron bien y eso les permitió salir de la crisis sectorial.

Desde octubre del 2017, el precio de los títulos de Ara comenzaron a subir a consecuencia de la emisión de Certificados Bursátiles que colocó a finales de año, generando que sus papeles se apreciaran 18.18%, al cierre de la última sesión del año.

En lo que va del año, los títulos de la viviendera presentan un retroceso en 3.65%, desde 7.67 a 7.39 pesos por unidad.

“En términos generales, las acciones de vivienda tienen un tema de poca bursatilidad en bolsa y como consecuencia se genera volatilidad, pues con muy pocos movimientos el precio de la acción puede tener altibajos en proporciones importantes, pero Ara es la que mejor posicionada esta en este rubro”, mencionó el analista de BX+.

[email protected]