La productora canadiense de cannabis, Aphria, publicó el viernes un decepcionante reporte trimestral.

Donde estuvo opacado por el anuncio de que su cofundador, Cole Cacciavillani, y su presidente ejecutivo, Vic Neufeld, dejarán sus cargos en la compañía en los próximos meses.

“Ahora, con la legalización y globalización de la cannabis, incluida una oportunidad de crecer en un inmenso mercado estadounidense, es momento de dar paso a una nueva generación de líderes en Aphria.

“Crear y liderar una compañía como Aphria, que surgió en el 2013, a los muchos éxitos del presente, ha sido una aventura formidable, pese al giro que ha dado enfocándose en asuntos de salud, familiares y personales”, dijo Neufeld en una declaración.

Para el segundo trimestre de su año fiscal, la productora canadiense de cannabis Aphria perdió 0.01 dólares canadienses por acción, al tiempo que sus ingresos netos crecieron 63% contra el mismo periodo del año anterior, con 21.67 millones de dólares canadienses.

En una encuesta de la agencia de noticias Bloomberg analistas de Wall Street esperaban un ligero ajuste al alza de 0.02 dólares canadienses, o 28.77 millones de dólares canadienses.

El pasado 3 de diciembre, la compañía fue acusada por Quintessential Capital de anunciar adquisiciones en julio pasado por 700 millones de dólares, las que consideró completamente inútiles, equivalentes a casi la mitad de sus activos netos. Aphria negó las acusaciones.

El pasado 27 de diciembre, Green Growth Brands anunció sus planes para lanzar una oferta públicas de adquisición por Aphria, por la que ofreció 1.5714 acciones de Green Growth por cada una de Aphria, un premio de 45.5% al cierre del día anterior en Bolsa.

Aphria rechazó la oferta, argumentando que subvaluaba la compañía.

Sin embargo, en las operaciones del viernes pasado, los títulos de la compañía canadiense productora de cannabis Aphria mostraron ganancias en sus acciones de 5.17% en el mercado accionario de Wall Street, a 6.91 dólares por papel.

[email protected]