La productora y comercializadora de productos refrigerados Sigma Alimentos presentó la solicitud a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para realizar una Oferta Pública Inicial (OPI).

El jueves de la semana pasada el conglomerado regiomontano Alfa, controlador de Sigma Alimentos, informó que entre sus planes analizaba listar acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La compañía se encuentra actualmente explorando y analizando diversas alternativas de mercado, entre ellas una OPI de su subsidiaria Sigma Alimentos , informó el conglomerado en un comunicado publicado en la BMV.

Con la llegada de Sigma a la BMV, Alfa ya tendría de manera individual a cuatro de sus cinco subsidiarias listadas en el mercado accionario (Nemak, Alpek, Axtel, y, en septiembre, Sigma).

Proyecciones de GBMhomebroker indican que la próxima emisora podría captar entre 1,000 y 1,200 millones de dólares con la venta de acciones que se realizará en septiembre próximo.

Sigma reloaded

Además, significaría su regreso al mercado de valores porque en el 2000 se deslistó del centro bursátil. El último precio registrado de su acción fue de 20.15 pesos, de acuerdo con datos de Economática.

La intención de Sigma de llegar a la BMV se retomó desde el año pasado.

En la conferencia telefónica con motivo de su reporte financiero del tercer trimestre del 2016, directivos de Alfa explicaron: Planeamos hacer la salida a Bolsa de Sigma en el futuro, siempre que la volatilidad desaparezca, si es que alguna vez, tenemos un mercado de capital de renta variable más estable en México .

La comercializadora de marcas de carnes frías como Fud, San Rafael y Tangamanga, entre otras, así como de lácteos, entre las que se encuentran Noche Buena y Yoplait, por mencionar a algunas, no ha revelado el monto del capital que quiere captar con su oferta accionaria ni el uso que le daría a dichos recursos.

Los planes renovados para una OPI de Sigma podrían ser favorables, pero el uso de los ingresos potenciales sigue siendo un asunto importante no abordado, sobre todo porque tiene perfiles de deuda cómodos , explica un análisis de Barclays.

La deuda neta reportada por Sigma hasta junio pasado fue de 34,719 millones de pesos, con una razón de deuda neta de caja a flujo de 2.8 veces y la cobertura de intereses de 4.3 veces.

De acuerdo con la agencia calificadora Fitch Ratings, la deuda total a EBITDA y deuda neta a EBITDA de Sigma estarán en rangos cercanos a 3.5 veces y 2.5 veces en los siguientes 12 a 24 meses, respectivamente. No obstante, reducirá deuda en 1,7000 millones de pesos por el vencimiento de emisiones de papel local.

Sigma cuenta con 68 plantas y opera en 17 países en cuatro regiones: México, Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

Sus ventas sumaron 27,940 millones de pesos entre abril y junio y sus inversiones en activos fijos fueron por 922 millones de pesos, usados para terminar la planta de Campofrío, en Burgos, España, así como en otros proyectos de menor escala.

En julio concretó la compra de la peruana Sociedad Suizo Peruana de Embutidos, que en el 2016 generó ventas por 1,020 millones de pesos.

[email protected]