Las compañías aéreas Ryanair y British Airways anunciaron el lunes más reducciones drásticas de sus vuelos debido al coronavirus y Lufthansa informó de prorrogará hasta abril la anulación de sus vuelos desde y hacia Irán y China.

La irlandesa Ryanair afirmó en un comunicado que reducirá sus vuelos cortos, principalmente hacia y desde Italia, en “hasta 25% durante tres semanas, del 17 de marzo al 8 de abril, en respuesta a la epidemia del Covid-19”.

Esta decisión se adoptó tras “una importante disminución de las reservas para ese periodo” observada la semana pasada y “debido a un aumento de los pasajeros que no se presentaron al embarque, en particular procedentes de Italia y con destino a ese país”, dijo.

British Airways —que con Iberia forma el núcleo duro del International Airlines Group— advirtió que para “adaptarse a la caída de la demanda debido al coronavirus” cancelará unos 200 vuelos entre el 16 y el 28 de marzo, incluidos 12 entre el aeropuerto londinense de Heathrow y JFK en Nueva York.

Además, 171 vuelos cortos hacia Italia, Francia, Austria, Bélgica, Irlanda y Suiza desde Heathrow también fueron anulados por BA. Antes, Lufthansa había afirmado que el grupo y sus filiales europeas (Austrian Airlines y Swiss) no operarán ningún vuelo entre Alemania, Suiza, Austria y China, donde apareció el coronavirus, hasta el 24 de abril.

La aerolínea alemana también suspenderá sus vuelos desde y hacia Irán, un país especialmente afectado por el virus, hasta el 30 de abril.

“La seguridad de nuestros pasajeros es nuestra prioridad”, afirmó en un comunicado el grupo, explicando que hizo una “evaluación en profundidad de toda la información disponible sobre el virus” antes de tomar esta decisión.

Lufthansa también “reducirá la frecuencia” de sus vuelos entre las grandes ciudades alemanas y Hong Kong y Seúl, con la suspensión total de sus vuelos entre Múnich y Hong Kong, entre el 6 de marzo y el 24 de abril.

La compañía también quiere disminuir sus ofertas de vuelos hacia y desde las grandes ciudades del norte de Italia, muy afectada por la epidemia, entre ellas Milán, Roma y Bolonia.

Su filial austriaca, Austrian, reducirá 40% su oferta a Italia, indicó el lunes. Las acciones de las aerolíneas cayeron después del anuncio.

A mediados de febrero, la Organización de Aviación Civil Internacional indicó que la epidemia podría provocar una caída de entre 4,000 y 5,000 millones de dólares de ingresos de las compañías aéreas mundiales.