Berlín. La oposición de centro-izquierda alemana obtuvo una victoria muy ligera en contra de la coalición de la canciller Angela Merkel en una importante elección estatal, asestando un revés mientras ella buscará un tercer mandato al frente de la mayor economía de Europa a finales de este año.

Los socialdemócratas y los verdes ganaron una mayoría de un solo escaño en la Legislatura del estado de Baja Sajonia, con lo que derrocaron a la coalición de la Unión Demócrata Cristiana con los Demócratas Libres, que han gobernado en la región del noroeste por 10 años, los mismos partidos que forman el gobierno nacional.

Merkel buscará un tercer mandato de cuatro años en una elección parlamentaria prevista para septiembre. Ella y su partido han aumentado su preferencia en las encuestas, pero la oposición espera que la votación en Baja Sajonia mostrará que ella es vulnerable.

El resultado podría impulsar lo que hasta ahora ha sido una campaña de bombardeo por parte del contendiente de Merkel, el socialdemócrata Peer Steinbrück.

Sin embargo, el resultado también pone de relieve la posibilidad de un resultado desordenado en septiembre, sin un claro ganador.

Antes de las elecciones, la pregunta era si los Demócratas Libres, cuyo apoyo se erosionó gravemente desde que se unió al gobierno nacional de Merkel en el 2009, iba a ganar 5% necesario para obtener escaños en la Legislatura estatal. Las encuestas de los últimos meses habían sugerido que no.

Pero el voto táctico realizado por los partidarios conservadores de Merkel le otorgó 9.9% a los Demócratas Libres.