Después de que McDonald’s perdiera su marca registrada Big Mac en la Unión Europea, Burger King en Suecia renovó su menú con un toque de humor.

Resulta que la imitación es una forma sincera de trollear a la competencia.

A principios de febrero, en los restaurantes de Burger King se podían observar menús con nombres basados en la Big Mac: “Es como un una Big Mac, pero más jugosa y más sabrosa” y “Es como el Big Mac-ish pero asado, por supuesto”.

McDonald’s perdió la marca registrada Big Mac después de una batalla legal con Supermac’s, una cadena de comida rápida irlandesa. (El nombre proviene del apodo del propietario Pat McDonagh durante su fama como jugador de futbol).

McDonagh comenzó la cadena en 1978 y ha enfrentado una batalla legal con McDonald’s por el nombre comercial de una hamburguesa llamada Mighty Mac, cuya mayoría de ingredientes también los tiene la famosa Big Mac.

McDonald’s sugirió que la similitud en los nombres podría confundir a los clientes. Supermac’s argumentó que las intervenciones legales de McDonald’s impedían que la cadena se expandiera fuera de Irlanda.

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea decidió el pasado enero que McDonald’s no había demostrado un “uso genuino” de la marca registrada “Big Mac” en la UE.

“Estamos encantados. Es una victoria única cuando te enfrentas a los arcos dorados y ganas”, dijo McDonagh sobre el fallo.

“McDonald’s acaba de perder su marca registrada “Big Mac” por haber demandado a un jugador mucho más pequeño. Es demasiado divertido para nosotros”, dijo Iwo Zakowski, director ejecutivo de la operación sueca de Burger King.

La campaña de marketing de Burger King fue creada por la agencia de publicidad INGO, con sede en Estocolmo.